Los casos de COVID-19 vuelven a subir en las Américas ante la falta de liderazgo político




Un joven de Brasil durante la pandemia de COVID-19.


La falta de liderazgo político, la escasez de vacunas y la relajación de las restricciones están provocando nuevas subidas de casos de COVID-19 en las Américas, alerta la Organización Panamericana de la Salud.. El crecimiento del empleo no se recueprará hasta 2023 tras la pandemia, dice la OIT. Expertos piden al Gobierno de Brasil que investigue una serie de ataques por parte de mineros ilegales a indígenas en el estado de Pará, que causaron la muerte de al menos dos niños.

La falta de liderazgo político, la escasez de vacunas y la relajación de las restricciones están provocando nuevas subidas de casos de COVID-19 en las Américas, alerta la Organización Panamericana de la Salud.

Después de semanas de estancamiento e incluso bajadas, las infecciones vuelven a subir en todas las áreas del continente excepto Norteamérica.

Colombia, donde los casos casi se han triplicado en algunas regiones, tiene la tasa de nuevos contagios más alta de Sudamérica y en Brasil vuelven a subir las infecciones y hospitalizaciones.

Desde el comienzo del año, tanto los casos, como las muertes por COVID-19, prácticamente se han doblado en la región.


La directora de la Organización dijo que el liderazgo determina la efectividad de la respuesta. “Tristemente, en nuestra región hemos visto que la desinformación sobre el COVID-19 ha sembrado dudas sobre las medidas de salud pública, a menudo en el contexto de disputas políticas”, añadió Carissa Etienne. “Al generar controversia cuando no existe, nuestros líderes envían mensajes confusos a la gente, impidiendo el respeto de las medidas efectivas para controlar el virus”.

Aunque COVAX ha entregado 17,6 millones de dosis en la región, “el progreso no puede seguir el paso a la pandemia”, dijo Etienne que denunció que en un momento en el que quedarse en casa y practicar las medidas de salud pública “no podría ser más importante”, se está viendo “justo lo contrario”.

“Cuando se combina esta movilidad con el relajamiento prematuro de las medidas de salud pública, lo que se obtiene es el ambiente perfecto para que este virus, y sus variantes, se propaguen”, concluyó.