Primera Misa 2022: Papa Francisco pide acabar con la violencia contra las mujeres

 

En la primera Misa del año 2022, solemnidad de la Madre de Dios, el Papa recordó que María es la mujer del "custodiar meditando", capaz de sostener ofreciendo el dolor en silencio y mostrando una fe "generadora", porque es capaz de vincular lo bueno y lo malo según la perspectiva de Dios. En su homilía, el Santo Padre también pidió acabar con la violencia contra las mujeres: "¡Basta! Herir a una mujer es ultrajar a Dios".

La mañana del sábado 1 de enero de 2022, el Papa Francisco presidió en la Basílica de San Pedro, la primera Misa del año en la festividad de María Santísima, Madre de Dios y Día Mundial de la Paz.

En su homilía, el Santo Padre reflexionó sobre el momento en el que los pastores encontraron «a María, a José y al niño recién nacido acostado en el pesebre» (Lc 2,16), destacando que el pesebre es "signo gozoso para los pastores, es la confirmación de cuanto habían escuchado del ángel (cf. v. 12), es el lugar donde encuentran al Salvador".

“Naciendo pequeño y pobre, Jesús nos toca el corazón, nos infunde amor en vez de temor. El pesebre nos anticipa que se hará comida por nosotros. Y su pobreza es una hermosa noticia para todos, especialmente para los marginados, para los rechazados, para quienes no cuentan para el mundo. Dios llega allí sin ninguna vía preferencial, sin siquiera una cuna. Aquí está la belleza de verlo recostado en un pesebre”

 ¡Basta! No a la violencia contra la mujer

Mientras las madres dan la vida y las mujeres guardan el mundo -añadió el Papa- todos debemos trabajar para promover a las madres y proteger a las mujeres.

En este contexto, el Santo Padre lanzó un llamamiento a acabar contra la violencia hacia la mujer:

"¡Cuánta violencia hay contra las mujeres! ¡Basta! Herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer".