Baldwin ensayaba un disparo hacia la cámara cuando hizo el tiro mortal, según medios

 

                                                                      Foto: externa

AFP                                     

Los Angeles, Estados Unidos

El actor Alec Baldwin estaba ensayando una escena en la que apuntaba con una pistola de utilería al lente de la cámara cuando disparó mortalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins, según medios estadounidenses, citando una declaración jurada del director de la película sobre la tragedia.

El director de la película, Joel Souza, que estaba de pie detrás de Hutchins cuando se disparó el arma, dijo que escuchó lo que "sonó como un látigo y luego un fuerte estallido", según su declaración, difundida el domingo por la noche medios estadounidenses.

Baldwin estaba "sentado en un banco de iglesia del set, practicando un desenfunde en cruz. Joel dijo que estaba mirando por encima del hombro de Halayna" cuando oyó el disparo, relató la cadena NBC News.

Según la declaración jurada de Souza, Hutchins "se quejaba" de un dolor en el estómago en ese momento.

"Joel también dijo que Halayna comenzó a tropezar hacia atrás y fue asistida hasta instalarla en el suelo", según la NBC. "Joel explicó que estaba sangrando por el hombro y que podía ver sangre en Halayna". 

Hutchins, de 42 años, recibió el jueves un impacto en el pecho cuando Baldwin disparó la pistola de utilería -que le habían dicho que era segura- durante el rodaje del western de bajo presupuesto "Rust", en Nuevo México. Fue declarada muerta en el hospital horas después. 

Souza, de 48 años, fue tratado por los médicos y dado de alta. 

La policía sigue investigando el tiroteo y ejecutó una orden de registro en el set. 

Baldwin ha sido entrevistado por los detectives en Santa Fe y ha dicho que está cooperando plenamente con la investigación. 

La atención se ha centrado también en el ayudante del director de la película, Dave Halls, que entregó el arma al actor, y en la armera, Hannah Gutierrez-Reed, de 24 años. 

Sin embargo, no se han presentado cargos ni se han realizado detenciones. 

El incidente ocurrió después de una pausa para el almuerzo, dijo Souza en la declaración jurada, añadiendo que no estaba seguro de si se había comprobado de nuevo la seguridad del arma después de la pausa. 

Un operador de cámara afirmó que el incidente no fue grabado porque el reparto y el equipo aún se estaban preparando para la escena.

Los nuevos detalles surgieron mientras los conmocionados amigos y colegas de Hutchins se reunían para rendirle tributo el domingo en una vigilia en la que se mostraron su angustia y su rabia.

Los llamamientos para que se prohíban las armas de fuego reales en los platós de cine han sido cada vez más numerosos: una petición reunió más de 20.000 firmas y un legislador californiano anunció que impulsaría un proyecto de ley para prohibir la munición real en los sets del estado.