Cifras oficiales sobre la delincuencia chocan con la percepción de la gente

 

El Gobierno presentó ayer una serie de estadísticas según las cuales los atracos, arrebatos, hurtos y roturas disminuyeron en un 24% en los primeros ocho meses del 2021, comparados con todo el año 2019, antes de la pandemia, al tiempo de que a diario se ve la ocurrencia de ese tipo de delitos, lo que ha generado reacciones en la Iglesia católica y la oposición.

Este lunes, mientras desde el Palacio Nacional se difundían las declaraciones del director de la Policía Nacional, Edward Sánchez González, sobre la alegada disminución de la crimi- nalidad, un primer teniente de la Armada de República Dominicana (ARD) era asesinado y otro hombre herido durante un asalto perpetrado por delincuentes vestidos de militares.

En las últimas semanas se denunciaron asaltos de bandas de individuos a bordo de motocicletas, según se podía ver en varios videos difundidos en redes sociales. El domingo, varios delincuentes mataron a un hombre en Puerto Plata durante un asalto en el que le despojaron de su teléfono móvil.

La situación ha provocado la reacción del padre Félix Encarnación, párroco de la Iglesia Episcopal San Marcos, quien durante un acto oficial del pasado domingo pidió al presidente Luis Abinader buscar una solución al problema de la delincuencia.

El lunes siguiente, el obispo de la diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, dijo que el pueblo dominicano está atemorizado ante la ola de delincuencia y la inseguridad ciudadana. En un tuit, criticó lo que calificó como “la indiferencia o incapacidad de las autoridades para dar respuesta a esta problemática”.

Declaraciones oficiales

El Gobierno ha respondido con unas declaraciones del director de la PN, Edward Sánchez González, que dan cuenta de que el promedio mensual de los delitos de ratería ha bajado un 24% en todo el país, desde 7,853 durante el 2019, último año previo a la pandemia, hasta 5,993 en los primeros ocho meses del 2021. De esa manera, las autoridades compararon las cifras de todo el año 2019 con sólo ocho meses del 2021.

Los delitos clasificados como ratería son los atracos, arrebatos, hurtos y roturas para penetrar en casas y edificios y hurtar. El promedio mensual de atracos habría bajado de 2,728 en el año 2019, a 1,946 entre los meses enero y agosto del 2021. El promedio de arrebatos denunciados bajó 910 al mes a 803, los hurtos pasaron de un promedio de 2,728 mensuales a 2,160, y las roturas bajaron de un promedio mensual de 1,487 en 2019, a 1,083 en lo que va del 2021.

El mayor general Sánchez González informó que en los primeros ocho meses del año la Policía ha registrado 37,526 casos, de los cuales ya ha resuelto 22,188 (59%), y ha llevado a la Justicia a 15,831 personas.

En los primeros cuatro meses el promedio de cierre de casos supera el 53%, y en los siguientes cuatro meses ha superado el 60%, según explica el comunicado de prensa enviado por las autoridades.

El ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, dijo que la pandemia ha demandado el mayor operativo de apoyo a la Policía para cumplir con su labor de seguridad. Ese ministerio y la Policía, además, apoyan los programas del Ministerio de Salud relacionados con el coronavirus.

El informe de estadísticas compiladas por el C5i del Ministerio de Defensa, en colaboración con la Policía Nacional, indica que desde agosto 2020 hasta julio del 2021 los retenes y patrullas ejecutados por la Policía con apoyo de personal militar registraron a 1.3 millones de personas en todo el país, un promedio diario de más de 4,500 personas. Fuente: diario libre