Álvaro Morte y Najwa Nimri responden los dilemas de “La Casa de Papel 5″

 

¿El Profesor viviría con Sierra lo mismo que con Murillo?

Álvaro Morte, el Profesor de La Casa de Papel, acecha a las investigadoras que van tras él casi como si él fuera quien buscara atraparlas. A Raquel Murillo logró quebrarla en la primera temporada y traerla a su lado. ¿Correrá la misma suerte Alicia Sierra?

El personaje interpretado por Najwa Nimri juega un ida y vuelta constante con la mente brillante detrás de los atracos, aquella que hipnotiza. Implacable y tenaz, Sierra es como una perra de caza que solo tiene un objetivo: eliminar a la banda. Y es en esa tensión del vínculo entre el Profesor y la inspectora que se suceden escenas y escenas cargadas de emoción.

Sin embargo, el detrás de cámara de Morte y Nimri tiene otro color. “¡Es la bomba! Es lo más”, dice ahora la actriz. “He sido fan todo el rato”, remata. Además, agrega que Álvaro la ayudó cada vez que no entendía el código o en momentos en que el rodaje durante la pandemia se hacía pesado o solitario. “Había que ayudarse mutuamente, continuamente”, dice ahora el actor. “Teníamos que estar todo el rato subiendo la energía porque son personajes muy arriba”, explican en esta entrevista con Teleshow.

Qué pasará en esta relación es una de las tantas expectativas de La Casa de Papel 5 que estrenó sus primeros cinco capítulos en Netflix este viernes 3 de septiembre y promete otra temporada explosiva. ¡Bella Ciao!—Al final de la cuarta temporada se da un duelo entre ustedes dos que deja toda la atención puesta en estos personajes y tiene mucho que ver con lo que va a pasar en los primeros capítulos de esta quinta parte.


Álvaro Morte y Najwa Nimri


Morte: —Introduce todo lo que va a ser ese duelo continuo que acabamos arrastrando durante prácticamente toda la temporada. Ha sido un duelo muy agradable de ejecutar. Lo hemos pasado muy bien trabajando juntos, nos hemos reído muchísimo. Dentro de los personajes que en la pantalla están completamente enfrentados, Najwa y yo hemos tenido muy buen feeling a la hora de currar.


Najwa: —Mentira, que no.—El Profesor es un emblema en La Casa de Papel y es parte desde el primer capitulo de la serie ¿En qué momento entendiste que se iba a convertir en este fenómeno mundial que es?


Morte: —Creo que nunca llegas a entenderlo del todo. Has de enfrentarte a ello y asimilarlo como puedas. Desde el momento que se pone en Netflix y empiezas a ver en redes sociales todas las manifestaciones que hacen los fans a lo largo de todo el mundo, hay un momento en que dices: “¿Qué está pasando?”. Recuerdo comentar con mis compañeros del elenco y del equipo porque realmente hay gente de Argentina, por ejemplo, que van todos vestidos de rojo por la calle con las máscaras de Dalí. O que están todos en un estadio coreando el “Bella Ciao”. O millones de manifestaciones distintas que ha habido. No sé hasta qué punto lo hemos llegado a asimilarlo del todo, pero ha sido muy bonito.


Najwa, ¿cómo fue sumarte a esto y convertirte en la villana de la historia? Y con la particularidad y la contradicción del embarazo que, de alguna manera es un momento romantizado y del que se espera cierta dulzura.


Najwa: —Es curioso que todo el mundo vea en mi embarazo lo que yo misma no veo. Sierra no está pendiente de su embarazo, está pasando por encima de su físico. Podía provocar cualquier catástrofe, no es consciente de que está embarazada. Sigue tirando para adelante y el cuerpo te… ¡Vamos! Yo he parido ya y sé lo que es. Los últimos meses no me enteré y hacía conciertos. Entonces, he decidido tirar por la línea en donde esta mujer prefiere hacer caso omiso al físico.


Morte: —De hecho, hay momentos en los que el Profesor es más consciente de su embarazo que ella misma.

—¿Podría llegar a pasar con Sierra lo que pasó con Lisboa?

Najwa: —¡No!


Morte: —¿Eso es una pregunta o un spoiler?

—En el inicio de la nueva temporada, la veo a Sierra muy obsesionada en la búsqueda y captura del Profesor.


Najwa: —Desde el principio, Lisboa fue un personaje que blanqueaba lo negro de la parte dura de él. Yo soy el brazo que ejecuta lo que no quieren hacer otros: lo que Lisboa no quería, lo hacía yo. Entonces mi moral, desde luego, no es intachable. No estoy haciendo caso omiso. Te hablo del personaje y de todo lo que sucede sin hablarte de nada. Es muy complicado esto.


Contame todo lo que viene.

Najwa: —(Risas) Lo que quiero decir es que los personajes empezaron siendo diferentes y van a seguir siendo diferentes. Somos personas diferentes. Eso no quiere decir que, si nos pasan cosas similares en algún momento, va a ser desde diferentes lugares. Yo no hago una transformación en la que era Sierra se convierte en Lisboa.


Eso no va a pasar, entonces.

Najwa: —¡No, Dios! me muero. No por nada sino porque me debo a la persona que estoy construyendo. Eso es lo que va a ser entretenido de ver. Por no hacer contacto con sus emociones tiene un enroque muy fuerte con este adversario que se ha encontrado, contrincante de nivel estratosférico.


Fuente: Infobae y XLSemanal