UNIORE dice hubo ausencia de contenidos y controles Elecciones Municipales Ordinarias domingo 16 de febrero

La MISIÓN TÉCNICA DE EVALUACIÓN BOLETA ELECTRÓNICA EN EL SISTEMA DE VOTO AUTOMATIZADO, AL IGUAL QUE LA OEA LE CARGAN EL PROBLEMA A LA JCE.

Ausencia de controles de calidad posteriores a la carga de la boleta electrónica de candidatos: Para un mejor entendimiento del fallo presentado en las actividades de carga de la boleta electrónica, es necesario reseñar brevemente el procedimiento que se implementó para ese fin.

Como se explicó anteriormente, este proceso de carga no era el originalmente utilizado en las pasadas Elecciones Primarias Simultáneas de 2019 donde se puso en práctica el voto automatizado.

En esta ocasión para las Elecciones Municipales, se utilizó un procedimiento que incluye un programa de copia masiva, propio del sistema gestor de base de datos Microsoft SQL Server, conocido como BCP por sus siglas en inglés (Bulk Copy Program). Este utilitario, se puede utilizar para copia masiva de datos de una base de datos SQL hacia un archivo de datos y también para importar grandes cantidades de un archivo de formato especial hacia una base de datos.

En el caso que nos atañe, el personal de la Dirección Nacional de Informática de la JCE, diseñó un proceso de carga automático que, en lo atinente a la boleta electrónica, utilizó el citado comando BCP para exportar de su base de datos la información correspondiente a un determinado colegio electoral hacia un archivo de datos y posteriormente la información de ese archivo se importó a la base de datos del equipo de voto automatizado designado para ese colegio electoral. Este procedimiento se repitió para cada uno de los equipos de voto automatizado en el proceso de personalización.   Sin embargo, no se implementó un control a ese proceso que

permitiera verificar que la información de la boleta electrónica se exportara completa, desde la base de datos utilizada en el proceso de personalización, hacia el archivo que de seguido se importó en la base de datos de la urna de voto automatizado. De esta manera el proceso se repitió en la personalización de todas las urnas, incluso en múltiples casos en los que NO se detectó que la descarga de

MISIÓN DE AVANZADA ANÁLISIS DE LOS COMPONENTES TÉCNICOS DEL SISTEMA DE VOTO AUTOMATIZADO

7 información había quedado incompleta, por lo que se importó información incompleta en los equipos de voto automatizado, dando como resultado el despliegue también incompleto de la boleta en el proceso de votación.

Inadecuada gestión de la solución técnica al incidente a pocas horas de la elección: La noticia del incidente de las boletas electrónicas incompletas, llegó al personal de la Dirección Nacional de Informática de la JCE el día sábado 15 de febrero, en principio se atendió como una situación aislada, la cual poco tiempo después tomó la forma de un problema mayor.

El manejo del incidente, según reporte de la Dirección Nacional de Informática de la JCE, los lleva a idear una solución, la cual consistió en la carga de la información de la boleta electrónica nuevamente en todas las urnas en las que se detecte el problema, dado que, para ese momento, no se podía saber con certeza cuántos eran los equipos que se requería intervenir, sería necesario al menos, revisar las 9757 urnas de voto automatizado.   Para realizar el proceso de carga, se optó por usar las opciones de reconfiguración de cada urna, opción que entre las tareas internas de reconfiguración incluye la carga remota de la boleta electrónica, usando para este fin, conexión inalámbrica con los módems 3G que forman parte de los kits enviados a cada colegio electoral.

Sin embargo, para realizar esta acción correctiva se necesitaba el cumplimiento de al menos las siguientes tres condiciones, en el tiempo disponible antes del inicio de las votaciones:

Identificar la causa raíz por la cual la carga inicial había fallado y ajustar las rutinas de software involucradas. • Presencia de personal de soporte técnico en cada colegio electoral. • Coordinación con todas las partes involucradas para la intervención -hasta ese momento imprevista- de todas las urnas, las cuales según lo planeado para ese momento ya deberían estar listas para la votación del día siguiente, a partir de las 7 am