Transportistas sorprendido Gobierno no lo incluyera en programa de compensación económica

Santo Domingo, RD.-El Secretario General de la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte Social Cristianos (FENATTRANSC) Mario Díaz, expreso este sábado que para los trabajadores dominicanos en especial los del sector transporte de nuestro país, ha constituido una gran sorpresa, el hecho de que el Presidente de la República Danilo Medina, no se refiriera a las expectativas que tenían estos sectores, cuales giraban en torno a que anunciará disposiciones gubernamentales que permitierian allanar el camino para el retiro anticipado de una parte de los fondos de pensiones de los trabajadores, acumulados en las AFP.

El gremialista expreso que ese sector esperaba que el Presidente Medina decretara la reducción sustancial o prohibición de la circulación vehicular del transporte de pasajeros en carros y minibús Transporte Urbanos “concho” por un periodo de tiempo prudente, con alternativas económicas para los choferes, evitando así que este medio de transporte siga representando “el principal foco de contagio de la pandemia del nuevo coronavirus/COVID-19 entre los usuarios de este servicio público”.

Mario Díaz valoró como positivo el esfuerzo y trabajo realizado por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), mediante el cual alrededor de treinta mil conductores a nivel nacional, que cumplieron con los requisitos establecidos en la  ley 63-17, para estar debidamente registrados en el (INTRANT), están recibiendo la compensación del gobierno, a través de los programas Solidaridad, Quédate en Casa y Bonogás, agregó.

En cambio Díaz manifestó que en el sector transporte: los choferes, mecánicos, cobradores y sus familiares, suman casi ochocientos mil personas, que no poseen Tarjetas Solidaridad, ni Bono Gas, ni han sido incluidos aun en los programas de ayudas gubernamentales “Quédate en Casa” en esta etapa, por lo que consideramos, que en medio de este Estado de Emergencia Nacional, todos los trabajadores informales del sector transporte de nuestro país y sus familias, deben ser incluidos en esas ayudas mediante algún mecanismo, para evitar el colapso total de este sector obrero.