Trabajadores de la construcción solicitan gobierno vaya en su auxilio

Santo Domingo – El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción, reclamó hoy la inclusión de los trabajadores dominicanos, sobre todo los ajusteros informales del sector de la  construcción, en los programas sociales del  gobierno.

En un documento entregado a los medios de comunicación, el Secretario General de Sinatracon, Félix Albert Martínez, señaló que la mayoría de los trabajadores dominicanos, se desenvuelven de manera independiente, tras haber sido desplazados del mercado formal por las empresas constructoras. Explico que las características propias de la dinámica de trabajo de un jornalero o un ajustero de la construcción no es compatible con el estado de excepción que afecta la nación ante la pandemia del coronavirus.

El gremialista manifestó que han detenido sus programas institucionales de capacitación técnica y de inserción laboral de trabajadores dominicanos, para embargarnos en una campaña que busca responder los reclamos de nuestros miembros, quienes no ven alternativa a la ausencia total de ingresos, que les permita mantenerse en sus casas, con la garantía básica de la alimentación de sus familias¨.

Puntualizo que los números del sector de la construcción representan cifras muy significativas para la economía nacional, sin embargo esas cifras se desarticulan en partidas que no se manifiestan de forma efectiva en el progreso de los trabajadores dominicanos, quienes al desempeñarse de manera informal no tienen acceso directo a la seguridad social, prestaciones laborales, ni cuentan con la correspondiente cobertura de un ingreso periódico debidamente reglamentado por la tarifa oficial

Expreso que Sinatracon, cuenta con más de cinco mil miembros registrados, solamente en el Distrito Nacional, y la situación general de los compañero de la construcción es sumamente preocupante dado la paralici en todos los sectores de la ida nacional.

Félix Martínez preciso que la pandemia del coronavirus, hasta ahora para los trabajadores de la construcción, solo ha dejado en evidencia la fragilidad del sistema de salud y la lentitud de la política social del gobierno en llegar a los dominicanos más desprotegidos.