Según especialista Newcastle que mata pollos no afecta a humanos

Redacción ArosNews
Santo Domingo, RD.-Newcastle, es el nombre de la enfermedad que está afectando granjas de pollos de engorde de avicultores del Cibao, el director de Ganadería, Duarte Contreras, preciso
“no tiene ninguna posibilidad de afectar a los humanos” que consumen esa carne por ser un mal propio de las aves, afirmó la tarde del pasado viernes 10 de enero de 2020.

Duarte Contreras dijo que es una enfermedad virulenta, que de por si mata la mayoría de los pollos en las granjas y no hay posibilidad de que “esos pollos enfermos vayan al mercado” para consumo.

Exhorto a la población seguir tranquila consumiendo pollos, con la seguridad de que “No será afectada su salud”. En la región del Cibao, se han detectado brotes de Newcastle en granjas de pequeños y medianos avilcultores, en donde han muerto miles de pollos de engorde.

Al preguntársele si Ganadería tiene seguridad de que los productores no van a sacar pollos muertos de sus granjas, Contreras preciso que “no deben sacar aves muerte por la enfermedad de las granjas, ya que la enfermedad mata alrededor del 90%”, de la producción.

Enfatizando que se trata de una enfermedad bastantes virulenta, y es difícil vender pollos muertos en grandes cantidades en la granjas, pero si salieran a las calle para consumo, no enferman a los humanos.

Duarte manifestó que la Dirección General de Ganadería le pide a los avicultores que notifiquen a ese organismo al momento de detectar síntoma del viró en sus granjas. Agregando que una gran cantidad de productores ocultan las enfermedades o no tienen el conocimiento de que deben notificar la situación a esa institución para poder ir a las granjas en su ayudad.

Dijo que productores de Bani, notificaros un brote de Newcastle a Ganadería, que actuó de inmediato, llevando pruebas al Laboratorio Veterinario Nacional que diagnosticó la enfermedad, envió pruebas a Estados Unidos, donde se ratificó que se trataba de Newcastle.

En la región del Cibao, el problema es complicado, por la cercanía de las granjas una de otra, eso provoca mayor dificulta en el control de enfermedades, apuntó Contreras.