PN suspende agentes que apresaron y maltrataron hombre buscaba comida durante toque de queda en SFM

Policias apresan un hombre que buscaba comida en toque de quda

Santo Domingo, R.D.-La Dirección General de la Policía Nacional informó que dispuso la suspensión e investigación de los agentes que apresaron a un ciudadano que se encontraba buscando alimentos en una vivienda, en horas de la tarde durante el toque de queda en San Francisco de Macorís.

A través de un comunicado de prensa, la institución del orden, detalla que la sanción incluye la destitución del comandante de esa unidad patrullera, la cual se puede observar en un video que circula en las redes sociales, tratando de detener de manera incorrecta al citado ciudadano mientras éste les explicaba que solo buscaba algo de comer.

En el video que circula, se puede ver al  al hombre enfermo en frente de una casa, con una fundita con arroz, hablando con una dama que está dentro de la vivienda, con un envase que contiene aceite, cuando llega una patrulla.

Posteriormente, varios agentes que iban en la parte trasera de la patrulla procedieron a halar al hombre con la intención de llevárselo preso.

Según puede verse en el audiovisual, el hombre les dice a los agentes que sufre del azúcar y le enseña el pie que tenía afectado , al ver esto, uno de los policías le vocifero al jefe de la unidad que si le soltaba, a lo que el comandante dijo que no, que lo suban.

El video también se observa que ante la negativa del hombre de ser apresado y la de los agentes de no dejarlo ir, se produjo un forcejeo, en donde  el señor se abrazó a la verja de la casa vociferando: que me maten aquí, que me maten, mátenme. Mientras, los policías, a punta de macanazos hicieron que se soltara y lograron llevárselo.

El hecho ocurrió alrededor de la 5:30 de la tarde del pasado miércoles, en el sector Los Maestros de San Francisco de Macorís.

El mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, Director General de la Policía Nacional ha reiterado en distintas ocasiones que no tolerará excesos de parte de ninguno de sus policías, sin importar el rango, ni la posición que ocupe.