Petróleo sube 10% tras mediación de Donald Trump en guerra de precios

Un trabajador iraqí en una refinería de Nasiriyah (Irak). Foto de archivo. HAIDAR MOHAMMED ALI AFP, El país.

El petróleo sale de la espiral destructiva de las últimas semanas, que lo llevaron a desplomarse hasta mínimos desconocidos desde el 2002, tanto en Europa como en EE.UU. Este jueves el crudo Brent, de referencia en el Viejo Continente, repunta cerca del 10%-hasta los 27 dólares por barril-al color de las declaraciones del presidente de Estados Unidos. Donald Trump intuye que Arabia Saudí y Rusia, en liza por la cantidad de crudo que debe de haber en el mercado, alcanzarán pronto un acuerdo que acabará con la guerra de precios.

El petróleo del Mar Del Norte había llegado a perder en la jornada previa más del 25%-hasta 25 dólares-en el Internacional Echange Futures. La revalorización del crudo este jueves permite a Repsol liderar las subidas en el Ibex 35, con un avance del 4%.

El ministro ruso de energía, Alexander Novak, ha indicado a Reuters que Rusia no alberga planes para aumentar la producción de crudo porque el mercado esta sobreabastecido.

Al contrario, Arabia Saudí sopesa inundarlo aun más. Citando a fuentes vinculadas con la política petrolera saudita, el diario Financial Times informó en marzo de que ese país tiene planes de aumentar su producción más allá de los 10 millones de barriles diarios y que incluso podría llegar hasta los 11 millones, cuando ahora produce 9.7 millones.

Hasta hace unas semanas, el país arábigo era partidario de lo contrario: reducir la producción para apuntalar unos precios que ya estaban en caída libre. “Los rusos se negaron a aceptar los recortes de producción propuestos por los saudís, y ahora Arabia Saudita ha dado la vuelta a la tortilla empezando una guerra de precios”,, indica Alfredo Alvarez-Pickman, gestor del fondo Key Capital Ocho, en una respuesta escrita.

Ambos países, explica el experto, son de los productores con cortes más bajos (10 dólares por barril o menos). Al contrario, “Venezuela y México producen crudo más pesado, requieren precios por encima de los 55 dólares por barril, pero también los productores de esquipo canadiense precisan 45 dólares por barril.

Los precios internacionales han caído alrededor del 50% desde que la OPEP y otros países productores no fuesen capaces de firmar un acuerdo que frenase la producción. La idea era fijar un recorte de 1,5 millones de barriles diarios-lo que significaría reducir la producción mundial en torno al 3,6%-, de los cuales se esperaba que 500.000 barriles fueran sacrificados por países no OPEP.