Pequeños Empresarios Construcción experimentan perdidas al paralizar obras por coronavirus

Santo Domingo, R.D.-La Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción Inc., (COPYMECON) informó a medios de comunicación, que debido a la situación infecciosa que afecta a la población mundial por causas del Coronavirus, que ya ha cobrado la vida de miles de personas, provocando un letargo de la economía productiva que ha obligado a paralizar todos los proyectos en ejecución.

Eliseo Cristopher, presidente de COPYMECON, dijo que la situación es muy peligrosa para las micro, pequeñas y medianas empresas, que tienen el compromiso de pagar nominas a empleados, que no pueden despedir, porque sería injusto, pero además tienen compromisos con las entidades financieras que son insostenibles, suplidores, pagos a la TSS, pagos al anticipo, ITBI, Infotep, el pago de las instalaciones, electricidad y de líneas telefónicas, seguridad, etc.,

El programa FASE, que aprueba al gobierno, no impacta al sector construcción, nuestro sector es de los que presenta mayores niveles informad, por lo que una gran cantidad de los más de 350 mil empleos que genera el sector construcción, no están en la TSS, otra cantidad amplia de esos empleados son por ajuste, por lo que  tampoco son beneficiados, además el sector construcción, se caracteriza por tener niveles salariales aceptable, por lo que RD$8500, no alcanzan para mantener una familia.

Señaló, que ven como pertinentes las medidas adoptadas por las autoridades financieras del gobierno de flexibilizar los requisitos de cobertura del encaje legal en moneda nacional de las entidades financieras, reconociendo los títulos del Banco Central y del Ministerio de Hacienda como cobertura válida para acceder a dichas facilidades, pero las entidades financieras siguen cobrando sin detenerse a los pequeños constructores que tienen deudas y que por las medidas adoptadas por el superior gobierno no están produciendo ningún efecto.

“Si no se disponen medidas más flexibles para el sector construcción, corremos el riesgo de desaparecer, porque las deudas nos ahogaran, nuestros empleados van a padecer grandes penurias, los proyectos en vía de desarrollo sucumbirán, porque no hay forma de sostener lo que está ocurriendo”, manifestó el representante de los pequeños constructores.

Destacó Cristopher, que hay dinero suficiente para incentivar que las MiPymes, que están diseminados en todo el territorio nacional sean tomados en cuenta para dinamizar la economía local, sostener en pie sus empresas y cumplir con los compromisos asumidos con la banca nacional y no desamparando al personal que en estos momentos están subsidiando para que no les falte a sus familias el pan de cada día.

Finalmente, el representante de los pequeños constructores dijo que las medidas de flexibilización transitorias, asumidas por el gobierno, como las normas financieras para reducir la tasa de interés y proveer liquidez a las entidades bancarias, no está generando ningún impacto en las MiPymes de la construcción, ya que no están accediendo a estos beneficios, esperamos que no suceda lo que ha sucedió en otros momentos, que los recursos se anuncian, pero no llegan a las MiPymes.