Nueva York reporta cifra récord muertes por coronavirus

El estado de Nueva York registró un aumento récord en las muertes a causa del nuevo coronavirus por tercer día consecutivo, en momento cuando el flujo de pacientes en los hospitales disminuyó, mientras que los residentes, hartos del aislamiento, recibieron advertencias el jueves de que la crisis estaba lejos de terminar.

El número de decesos subió en 799 para un total de más de 7.000. El gobernador Andrew Cuomo describió la cifra de muertes como un indicador rezagado que refleja el deceso de personas que enfermaron al inicio del brote.

En lo concerniente a las hospitalizaciones, el panorama luce menos grave. Un aumento de 200 pacientes en las hospitalizaciones “es el número más bajo que hemos tenido desde que comenzó esta pandemia”, preciso Andrew, comparando la cifra con los incrementos de un pocos más de 1.000 diario durante la semana pasada. Las admisiones en terapia intensiva también disminuían. Unas 18.200 personas se encuentran hospitalizadas.

“Hoy podemos decir que hemos perdido a muchos de nuestros ciudadanos, pero no hemos perdido a nadie que no haya tenido la mejor y más adecuada atención médica que pudieron”, expreso Andrew durante su conferencia de prensa diaria en el Capitolio estatal.

Andrew Cuomo y el alcalde de la ciudad de Nueva York Bill de Blasio han estado navegando entre las informaciones cruzadas de noticias esperanzadoras y horribles en los últimos días. Las muertes están aumentando, pero las nuevas hospitalizaciones están disminuyendo. Se ve la luz al final del túnel, pero los neoyorquinos todavía no deben terminar su periodo de confinamiento, puntualizo.

La situación general, es que el estado finalmente está mostrando avances en la disminución de la transmisión, proclamo el gobernador. “Estamos aplanando la curva hasta ahora”, apuntó.

En cambio, las autoridades estatales de salud están recomendando a las personas cubrirse nariz y boca cuando salgan, muy particularmente a sectores donde el virus es de “transmisión comunitaria significativa”.

Informe datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta el pasado jueves había más de 1,6 millones de personas infectadas en todo el mundo y más de 92.000 muertos.

Foto: Prensa Libre.