Muerte de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve a la sociedad

Muerte de esposos evangélicos a manos de la Policía conmueve a la sociedad

En lo que parecía ser una noche de regocijo para la pareja de esposos Elisa Muñoz, de 33 años, y Joel Díaz, de 37, se convirtió en una masacre tras recibir una lluvia de tiros y perder la vida a la altura del kilómetro 45 de Villa Altagracia por parte de agentes de la Policía Nacional, lo que ha consternado a gran parte del país.

Junto a esta pareja, que había salido de un culto de la “Iglesia Misionera Esperando a Cristo”, de Villa Mella, que tiene una capilla en Los Ganchos, provincia San Cristóbal y se dirigían a Santo Domingo, viajaban Claudio Alberto Ramírez, pastor y predicador del centro religioso, herido en la espalda, y Carlos Pérez, quienes salvaron la vida de milagro, y fueron despachado del Destacamento de la Policía Nacional de Villa Altagracia, luego de ser interrogados.

El Ministerio Público anunció que pedirá un año de prisión preventiva contra los agentes involucrados en el homicidio y que el caso sea declarado complejo.

De acuerdo con Smirna Vanessa Rodríguez, amiga de los esposos, Sael Díaz, el hermano del fallecido, le informó que los cadáveres de la pareja se encuentran en la morgue de la Unidad del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) que funciona en el cementerio Cristo Redentor y lo entregarán a los familiares este jueves en hora de la mañana.

La madre de Elisa, Emérita Marte, de 54 años, quien vive en Los Mina y es ama de casa, pidió al “presidente Luis Abinader justicia sobre este hecho”.

Marte, llorando y sin ánimo para hablar, consideró como una “falta grave” de los agentes de la Policía actuantes en el caso el no fijarse contra quien disparan.

El padre de Joel, Eusebio Díaz, de 61 años, quien se dedica a la construcción y vive en la capital, dijo que “su hijo tenía 37 años y que prefiere esperar la versión de la Policía, antes de opinar sobre este hecho”.

Indicó que ellos tenían unos dos meses de casados y que la madre de Joel, Cándida Ferrer, se encuentra en Panamá, está enterada de la muerte de su hijo y vendrá al país.

El pastor Freddy Rosario y el reverendo José Bidó Baquero mostraron a Diario Libre la tarde de este miércoles el lugar donde ocurrió el hecho alrededor de las 10:30 de la noche del martes, y fue encontrado un casquillo de bala, un celular pequeño (de los denominados maquito), un ambientador para vehículo, una mascarilla negra y un pedazo de bómper, al parecer del vehículo de la pareja. Estos artículos encontrados en el lugar del hecho frente quedaron en manos del pastor Bidó Baquero, quien informó “lo entregará a las autoridades para sus investigaciones”.

En Villa Altagracia existen entre 160 a 170 iglesias que están unidas en la lucha de que se haga justicia sobre este hecho, del cual resultó muerta dicha pareja que había salido de un culto, al parecer por una confusión de los agentes de la Policía.

En el interior del vehículo baleado de la pareja, un Kia K5, blanco, placa número A823239 había unos lentes del lado del conductor, de Elisa, según una amiga de la iglesia que la conocía, un par de zapatos negros de hombre en el asiento del lado del conductor, una cantina redonda de plástico, un carnet y manchas de sangre.

Fuente: diario libre