Milly Quezada cree que Yocelyn no podrá enterrar a su esposo

La merenguera Milly Quezada informó de la posibilidad de que su hermana Yocelyn no pueda enterrar el cuerpo de su esposo, el pastor Fausto Arias, luego de que falleciera de pulmonía doble en un hospital de New Jersey tras contraer el coronavirus.

En una entrevista con el comunicador Tony Dandrades, la artista manifestó que del hospital llamaron a su hermana Jocelyn y le informaron que su esposo había muerto y que ellos la volverían a llamar.

“Por lo que Jocelyn tiene que pensar que a lo mejor no va a poder enterrar a su ser amado, que el hospital la llamó y le dijo a las siete y cuarto murió, nosotros te vamos a llamar, óyeme es posible que ni siquiera reciba el cuerpo, que ese príncipe de Dios no tenga una tumba donde Jocelyn pueda ir a llorar”, expresó Milly entre lágrimas.

Milly dijo que las últimas palabras de Arias para su esposa Jocelyn y su hija Isabel, cuando se lo llevaba la ambulancia, fueron “perdóname que no te tomé en serio el consejo de quedarme en casa”.

El pastor Arias, estuvo en tres hospitales y se desmayó dos veces antes de que exigieran que lo recluyeran porque tenía fiebre muy alta.

Quezada confirmó que de igual manera Jocelyn e Isabel también están contagiadas con el virus, aunque han rebasado los síntomas.

Milly confeso que una de las cosas que más le han roto el corazón es que estando cerca de su hermana aún no ha podido abrazar a su hermana.

El pastor Fausto Arias, murió el domingo, luego de más de una semana interno en Nueva York por coronavirus. A la hora de su fallecimiento tenía 64 años.

Fausto Arias se desempeñó como trombonista de la orquesta de Milly Quezada durante 20 años hasta que él y su esposa se convirtieron al cristianismo y ejercen como pastores evangélicos en el Centro Cristiano de Adoración en Nueva Jersey.

La pareja tenía 42 años de unión matrimonial y compartían los caminos del Señor desde hacía décadas.