Miles de haitianos protestaron en las calles de Puerto Príncipe contra el poder vigente

Miles de haitianos protestaron en las calles de Puerto Príncipe contra el poder vigente

Miles de haitianos se manifestaron este domingo 28 de marzo, en la capital para denunciar el proyecto de referéndum constitucional llevado a cabo por el presidente y criticar a la comunidad internacional que apoya el poder vigente, acusada de imponer una nueva “dictadura”.

“Este referéndum es una broma porque el meollo del problema haitiano no es un problema constitucional: como la gente tiene una inclinación totalitaria, hace lo que quiere”, denunció Michel Péan al inicio del curso.

“En un país sin poder judicial, sin poder legislativo, donde todo se reduce a un presidente que gobierna por decreto: eso basta para decir que estamos en una situación de dictadura”, agregó el septuagenario ciego, exsecretario de Estado para el Pueblo. con discapacidades.

El poder ejecutivo desea la adopción de una nueva constitución mediante una votación que se organizaría el 27 de junio.

Tal proyecto suscita críticas incluso en el bando del presidente Jovenel Moïse porque el procedimiento elegido no parece respetar las disposiciones de la constitución actual.

Escrito en 1987, tras la caída de la dictadura de Duvalier, el texto actualmente vigente declara que “está formalmente prohibida cualquier consulta popular dirigida a modificar la Constitución mediante referéndum”.

“En un país donde son las pandillas las que gobiernan, donde nos privan de todo, salud, vivienda, educación … Cómo un presidente puede atreverse a decir que quiere hacer un referéndum”, pregunta Marie Sheila Martinet, agitando su firmar “Jovenel debe ir” en la parte trasera de una motocicleta.

Equipados con largas varillas metálicas, dos hombres se pusieron manos a la obra a lo largo de la ruta para destruir todos los carteles recién instalados por el gobierno para promover la participación en el referéndum.

“Queremos mostrar a Jovenel ya la embajada estadounidense que nunca podrán imponernos un referéndum”, protesta Jean Dany Duval. “Vamos a derribar todos sus carteles: somos haitianos y aquí está su referéndum, hoy en la calle”, agrega el manifestante.

Un gran número de personas marcharon con la bandera haitiana en la mano, pero un puñado también exhibió el tricolor ruso.

“Viva Poutine, abajo los estadounidenses”, coreó un grupo de jóvenes activistas, uno de los cuales agitaba un cartel que decía en criollo “Biden, democracia no significa injerencia”.

Integrada mayoritariamente por jóvenes pero con una presencia notoria de ancianos, la procesión atravesó sin violencia los principales ejes de la capital el domingo. Fuente Le Nouvelliste