Los Toros derrotan a los Cangrejeros de Puerto Rico y pasan a la final de la Serie del Caribe

Redacción ArosNews
San Juan, Puerto Rico.-Los Toros del Este de Republica Dominicana, remontaron en la octava entrada para derrotar el jueves 4-3 a los Cangrejeros de Puerto Rico en la semifinal de la Serie del Caribe ante 15,019 fanáticos que asistieron al estadio Hiram Bithorn.

Los Toros del Este, dirigido por el boricua Lino Rivera, irán mañana, viernes, por su primer campeonato en el clásico caribeño, y el número 20 para Quisqueya, ante los Cardenales de Lara de Venezuela, quienes buscan el primer título para su país desde que los Tigres de Aragua en 2009.

Abajo 3-2 en la octava vuelta, Jordany Valdespín dio un sencillo y Peter O’Brien pegó un doblete para colocar corredores en posición de anotar frente al derecho Nicholás Padilla. El dirigente boricua José “Tony” Valentín decidió traer a su taponero Fernando Cruz para los Cangrejeros contener la amenaza de los Toros.

Sin embargo, Cruz realizó un lanzamiento salvaje que llevó a Valdespín a empatar el juego y adelantó a O’Brien a la antesala. Abraham Almonte trajo a la goma la carrera de la ventaja con un elevado de sacrificio al jardín central que provocó la celebración de la afición dominicana en las gradas frente a la tercera base.

Unos Cangrejeros atónitos no respondieron en la novena a ser retirados en orden para los Toros lanzarse al terreno a celebrar la victoria en el estadio de sus rivales. Domicana llegó al partido como líder de la fase regular tras derrotar 5-4 a los Cangrejeros frente a más de 19,000 fanáticos en la instalación de la capital.

Padilla cargó con la derrota mientras que el relevista Fernando Abad fue el triunfador del desafío.

La eliminación de los Cangrejeros extiende la sequía de Puerto Rico sin coronarse como locales. La última vez fue en 1995 gracias al denominado “Dream Team” de los Senadores de San Juan. Desde entonces, han fracasado con anfitriones en 1999,2003, 2007, 2011 y 2015.

Los Cangrejeros apostaron a la pelota pequeña para anotar su primera carrera en la segunda entrada. Reymond Fuentes recibió boleto gratis y avanzó a la antesala con un hit por la inicial de Ozzie Martínez. El abridor de los Toros Yunesky Maya volvió a confrontar problemas y le dio la base a Jan Hernández para congestionar el tránsito en las almohadillas.

Con un out y Roberto “Bebo” Peña en la caja de bateo, Valentín dio la señal para tocar y el receptor boricua ejecutó efectivamente para remolcar la raya inicial de los locales. Tras un elevado de Jack López para el segundo fuera, Henry Ramos disparó un incogible al bosque derecho para Martínez anotar la segunda carrera de los Cangrejeros.

Hernández intentó llegar al plato desde segunda, pero fue fusilado por el guardaboque derecho Junior Lake. El cátcher de los Toros Jorge Mateo pareció interferir el carril antes de atrapar la esférica cuando Hernández se deslizó, y Valentín pidió revisión a los árbitros. Minutos después, la jugada fue cantada legal.

Los boricuas aumentaron su ventaja en la quinta. López disparó una línea al jardín izquierdo que se le escapó Rubén Sosa. Le pelota rodó hasta la pared y el veloz primer bate alcanzó la antesala. Acto seguido, un rodado de out en primera llevó a López a casa para la tercera carrera de los Cangrejeros.

Los Toros apuntaron su primera carrera en la pizarra en el tercer episodio con un doble remolcador de Peter O’Brien. El daño de los quisqueyanos hubiera sido mayor si Santiago no hubiera sorprendido a Lake en intento de robo de base en primera antes del doblete de O’Brien.

Dominicana se acercó en la sexta. Los Cangrejeros no pudieron exprimir más el brazo de Santiago, quien otorgó boleto gratis a O’Brien para luego Abraham Almonte conectar un indiscutible. O’Brien estafó la antesala y anotó con un fuerte rodado de Wilkin Castillo que rebotó en el guante de Santiago.

Esto fue todo para el zurdo, quien tuvo una buena salida de cinco entradas, cinco hits, dos carreras permitidas, cuatro bases por bola y siete ponches.
La jugada defensiva de la noche vino después. Con un out y ante los envíos del relevista Luis Leroy Cruz, Gustavo Núñez bateó un largo elevado hacia el jardinero Jan Hernández, quien disparó un misil para fusilar a Almonte en el plato.

Los Cangrejeros celebraron efusívamente el tercer out y Almonte estalló contra el árbitro venezolano Emil Jiménez al reclamar que arribó quieto. La jugada fue revisada y tras largos minutos el out permaneció. Varios de los integrantes de los Toros salieron al terreno a protestar y uno de ellos fue expulsado.

Por Puerto Rico, Ramos de 4-2 con dos carreras remolcadas. Peter O’Brien de 3-2 con dos dobles.