La genialidad de un taxista dominicano para protegerse de coronavirus

Fuente: Diario Libre

La genialidad y curiosidad  del dominicano se ponen de manifiesto en cualquier escenario y circunstancias más adversas. En este período de cuarentena y distanciamiento físico, aquí la estrategia que ha implementado el taxista Emilio Marte Ramos, quien de manera ingeniosa ha logrado adaptar un rediseño a su vehículo para reducir el riesgo de contagio por coronavirus.

Emilio Marte, un experimentado trabajador que lleva 15 años en el oficio de taxista, explica que el método es sencillo: un plástico fuerte transparente para pegarlo con tape alrededor de su asiento, el cual sirve como un aislante, y un frasco con alcohol en gel instalado en la parte trasera, para que los clientes se desinfecten sus las manos al abordar el auto.

“Al ver el peligro que llegaba, fui a una ferretería y compré los materiales necesarios, me fajé con una tijera y un Gillette”, expresa Marte, quien como medidas adicionales de prevención, le pasa un paño con alcohol al asiento trasero de su vehículo siempre que deja a un cliente.

El conductor, que labora para una compañía tradicional te taxis, manifestó que hace dos años padeció de cáncer y estuvo incapacitado por la enfermedad, la cual logró superar, por lo que entiende que debe tomar medidas “extras de prevención frente al coronavirus”.

“Es probable que muchos taxistas no querrán hacerlo para su protección, porque eso le afearía su vehículo, es preferible que me afee el vehículo y no mi salud, así que invicto a todo el que pueda que lo haga por su bienestar” afirma.