La ciudad vuelve a su normalidad en medio del COVID-19

La normalidad retornó a las actividades de negocios y comercio informal en el país este miércoles en el primer día de re apertura gradual dispuesta por el presidente Danilo Medina en lo que definió como la primera fase.

Ferretería, talleres, repuesto de vehículo, las tiendas de ropa, zapatos, electrodo­mésticos, peluquería, salones de belleza, centros de uñas,  y otros reiniciaron su labores.

Muchos ven esto como una oportunidad, a pesar de tener temor porque la preocupación de la amplia posibilidad de contagiarse tras la existencia del Covid-19, el nuevo coronavirus que hasta la fecha ha dejado 446 muertos en el país.

Varios comerciantes expresaron que han decidido inicial su trabajo debido la situación económica por la que están atravesando es muy difícil, pero admiten que tienen temor de contagiarse de la  enfermedad.

“El señor Omar Fajardo, administrador de un repuestos de motocicleta en Los Alcarrizos, explicó: trato de cuidarme pero hay muchas personas que andan en la calle como si no supieran lo que está pasando con esta enfermedad la cual a cobrado la vida a 446 personas en el país y cientos de miles en al mundo. La gente tiene que ser prudente, tiene que guardar la distancia física y las medidas de higienes porque esto no es un juego, esta es una realidad” manifestó Omar Fajardo.

Para muchos micros, pequeños y medianos empresarios este primer día en el que reabren sus puertas es como empezar de ce­ro. Aunque esperan que sus ventas se reactiven, están conscientes de que esto no será tan rápido porque la gente se siente insegura y no tiene dinero.

En todos los negocios se observaba al personal usar mascarillas y, algunos guantes. Los negocio que su nómina es de cinco empleados estaban trabajando sólo dos y en muy pocos caso para ir se alternando.

El sector construcción, que de manera esporádica es informar estaba realizado algunos trabajo a particulares, también ha retomado las actividades en los grande y mediano proyecto, observando que pocos trabajadores usaban mascarillas. Muchos manifestaron que no las usan porque les molesta el calor.