Estrella de la NBA crea campaña de ‘crowdfunding’ para conseguir contrato de 24 millones de dólares

Dinwiddie, durante un partido con los Nets. PETER FOLEY EFE

EFE

los Brooklyn Nets se define en su cuenta de Twitter como “un informático” con talento para el baloncesto. Jugador de la Semana en noviembre, esta temporada ha explotado hasta los más de 20 puntos por partido, siendo uno de los 20 primeros anotadores de la liga y uno de los 20 con más asistencias.

Sus promedios, 20,6 y 6,8, le han llevado a tener papeletas para jugar el All-Star, aunque sí estuvo en el Concurso de Habilidades, y a ser considerado como uno de los más infravalorados de la liga. A punto de cumplir 27 años, firmará el contrato de su vida en el verano de 2021, después de estar cobrando entre 10 y 11 millones durante las últimas temporadas. Y para ese momento, Spencer Dinwiddie ha tenido una idea.

En septiembre ya intentó convertir su contrato con los Nets en una inversión para los aficionados, pero la NBA lo rechazó por ir en contra del convenio de los jugadores. Su última ocurrencia podría salirle bien: Dinwiddie ha creado un proyecto de ‘crowdfunding’ en ‘GoFundme’ para su próximo contrato. Los aficionados que quieran pagan la cantidad que deseen y si la cifra total llega a 24 millones de dólares, Spencer firmará un contrato mínimo con la franquicia que elijan sus seguidores.

Por lo tanto serían los fans, y no el equipo, quienes le paguen durante un año los 24 ‘kilos’, que es una estimación de lo que podría conseguir saliendo al mercado de agentes libres de la NBA.

De momento, el jugador ha recaudado algo menos de mil dólares, pero los fans tienen hasta el verano de 2021 para intentar llegar a esa cifra y convertirse en dueños del destino de un casi All-Star de la NBA.

La liga, en su convenio, se muestra contraria a que terceras personas influyan en los acuerdos de los jugadores, pero Dinwiddie se ha apresurado a decir que tanto las marcas de zapatillas como los patrocinadores influyen directamente en las cifras de los contratos de la liga. “Las compañías de zapatillas y los patrocinadores influyen siempre en las decisiones de los equipos. Mi/nuestro mayor patrocinador siempre serán los aficionados, así que quiero divertirme un poco con esto mientras estamos de cuarentena. Confío en que ningún directivo ni personal de ningún equipo participe, así no habrá nada inapropiado en este acuerdo”, expresó Dinwiddie al periodista Shams Charania.

En caso de no alcanzar esa cifra de 24 millones, el jugador donará el dinero a la caridad. “Se trata de un sistema de libre mercado y simplemente he creado un ‘crowdfunding’ para decidirme“, aclara, y deja claro que “un agente libre está influenciado por muchas cosas. La familia, las victorias, los impuestos, las compañías de zapatillas, el mercado, etc… Yo sólo quiero democratizar el proceso“. Para terminar, asegura que la cifra de 24 millones es “muy alta” y está hecho “a propósito”: “Entiendo que hay pocas probabilidades de éxito en este experimento, por eso aunque nos quedemos a un centavo irá todo a la caridad”.