El virus que paralizó al mundo    

Por: Clemente Terrero                                                                                              Hace 102 años que un virus de la Influenza produjo una gran pandemia llamada Gripe Española, que dejó unos 33 millones de muertos. Luego de ese acontecimiento otros virus con características similares han puesto en jaque a muchas naciones en el mundo.

El primero fue el SARS- CoV, un coronavirus que surgió en Cantón, China, en el año 2002, los científicos pensaron que podía expandirse y lo consideraron un virus letal; pero se desplegaron grandes acciones preventivas en los países afectados y en un lazo de dos años lo controlaron.

El segundo virus fue el de la Influenza Porcina, que surgió en México en el año 2009. Se le denominó virus de la Influenza AH1N1. Los expertos lo clasificaron como un virus contagioso con potencialidad letal. Con el tiempo se demostró efectivamente que era muy contagioso, pero con baja letalidad.

El tercero fue el coronavirus MERS-CoV, que surgió en Arabia Sauditas, en el año 2012.

El temor a este virus radicaba en su alta letalidad, pero con poca capacidad de contagio, por eso solo afectó a algunos países.

El cuarto fue el virus del Ébola, descubierto en el año 1976, y reapareció en el 2014, causando mucho pánico a nivel mundial, por ser muy agresivo, con una letalidad superior al 40%. La preocupación radicaba en que se expandiera. Pero fue controlado un año después.

El quinto es un nuevo coronavirus que apareció en Wuhan, China, en el 2019. Este virus fue subestimado desde sus inicios por la mayoría de los científicos y expertos en salud, quienes habían planteado que éste carecía de poder de propagación y que la enfermedad que producía era tan leve como la gripe. Craso error.

Sin embargo, el SARS- CoV-2, como le han denominado, se ha extendido ampliamente en el mundo, afectando a más de 300 países; además de producir más muertos en menos tiempo que cualquier otro virus en los últimos cien años.

Para colmo este virus ha detenido casi todas las actividades humanas: los viajes aéreos, el transporte marítimo, el tránsito terrestre. Ha cerrado puertos, aeropuertos y estaciones de trenes y transporte colectivo, y está provocando la suspensión de múltiples reuniones, la docencia y eventos deportivos, transformando prácticamente la mayoría de actividades en virtuales.

Ha paralizado todas las actividades políticas y cultos religiosos; al tiempo de hacer colapsar a los sistemas de salud de la mayoría de los países afectados en el mundo y trastornando el comercio a todos los niveles, así como la economía de la mayoría de naciones en donde se mete.

Nunca antes en la historia de la humanidad había ocurrido algo igual. Por eso consideramos, sin temor a equivocarnos, que este virus ha paralizado al mundo.

Autor: Medico-Infectocólogo Coordinador de la comisión de Enfermedades Infectocontagiosas del Colegio Médico Dominicano.