El Muro en la frontera genera incertidumbre sobre su efectividad

El Muro en la frontera genera incertidumbre sobre su efectividad

Santo Domingo, RD.- El anunció del presidente Luis Abinader, anunciado el pasado 27 de febrero, en la rendición de cuentas en la Asamblea Nacional, sobre la construcción de un Muro en la frontera para reducir la migración ilegal desde Haití, un controvertido proyecto cuya eficacia genera dudas si no se acompaña con planes de desarrollo, advierten expertos.

El Presidente Abinader dijo que en el segundo semestre de este año 2021 comenzará la construcción de un Muro, verja en la frontera de 376 kilómetros.

“En un plazo de dos años, queremos poner fin con el Muro a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados que padecemos desde hace años”, manifestó el mandatario.

El proyecto incluye, preciso, “un Muro con doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos”.

El Muro: la  empresa israelí, Rafael Advanced Defence Systems, diseña un proyecto piloto para este “perímetro tecnológico” en la frontera, anuncio el canciller dominicano, Roberto Alvarez.

En la actualidad, la frontera dominico-haitiana, cuenta con cuatro pasos formales, vigilados por agentes del Ejercito de la República Dominicana (ERD), decenas de pasos con zonas vulnerables a la migración ilegal, el contrabando de armas, drogas y otras.

La relación entre ambos países, que comparten la isla La Española, es históricamente difícil y cada nuevo gobierno dominicano fija como prioridad el sensible tema migratorio, que por primera vez un mandatario decide construir el Muro.

En República Dominicana, con 10,5 millones de habitantes, viven cerca de 500 mil haitianos, según la Encuesta Nacional de Inmigrantes.