El hambre puede agudizar aún más la crisis sanitaria en la cárcel de La Victoria y otras

Atención señor Jean Alain Rodríguez Sánchez, Procurador General de la República

La situación en la cárcel de La Victoria, esta como indican las informaciones que atraves de los días o semanas se han ido confirmando, ya que las autoridades de salud entiendan que ocultando la realidad de la crisis sanitaria le era mejor, resultando todo lo contrario.

El empeoramiento de la salud de cientos de reclusos en el penal de La Victoria entro en una etapa crítica, cual ya no podían ocultar, la noche del pasado martes 7 de abril, optaron por trasladar unos 200 reos, algún a la sede del Comando de Operaciones Especiales de la Policía Nacional, en la comunidad de Manoguayabo, en Santo Domingo, Oeste, y es de suponer que a otras localidades, que hasta este momento se desconoce.

Con el aislamiento a los que dejaron en la penitenciaria, como son los casos de: Las áreas de Los arpones, Alaska, consulado, hospital, pasillos A y B, pasillos C, E,F, Y, veteranos, hogares crea, el patio con sus diferentes áreas, y demás sectores de alojamientos de recluso dentro del penal,

Las  autoridades carcelarias de la penitenciaría Nacional de La Victoria, y los demás  del país, están sumamente cuestionadas, por lo que es necesario, por lo menos en este momento tan delicado, incluso para el ciudadano que está en libertad, imaginemos como es para el que se encuentra a merced de las autoridades.

El momento es para romper con la red, de negocios de alimentos, bancas de loterías, casa de empeños, puntos de venta de estupefacientes y otros comercios que funcionan en el recinto de La Victoria en complicidad y,  apadrinamientos de las autoridades carcelarias, que funciona como un sistema de aduana.

Debe ser una prioridad, en el nuevo esquema de manejo de las autoridades el suministro de los alimentos a los internos, es necesario que el señor Procurador General de la Republica, Jean Alain Rodríguez Sánchez, rompa la cadena que proporcionan la alimentación de los reos, el hambre que la gran mayoría esta pasado en este y, porque no, en los demás recintos carcelarios del país, es un detonante que agudizaría aún más la situación de salud, de los privado de libertad.