El gobieno de Danilo Medina haciendo propaganda en favor del “Penco”, Gonzalo Castillo

Por Prof. Gabriel Cruz “Cruzman”,

Humanista y Social Demócrata, como lo fue el Dr. José Francisco Peña Gómez                Los dominicanos estamos muy pasivos, nos están asignando y estos perversos toman el control total de nuestra movilidad.

La forma indecente y el trato irrespetuoso con la cual trata el gobierno y sus funcionarios al pueblo con la entrega de raciones en funditas, en lugares preseleccionados y con el mayor de los desórdenes, es una señal que no les importamos para nada.

Ellos ensayan cómo será el método de opresión masiva.

Gastan una millonada en propaganda: Portadas falsas en periódicos físicos, publicidad por radio, TV, periódicos digitales y pagos a seudos periodistas para que anestesien la opinión pública, entre otros métodos de manipulación.

Tienen un dominio total de la Agenda Setting, bajo el alegato del Covid-19 y por debajo poniendo en práctica sus artimañas.

Jamás celebrarán las elecciones Presidenciales y Congresuales el 17 de mayo de 2020, saben que están perdidos, en un lejano tercer lugar.

Sólo si hacemos presión social podemos disolver el golpe que pretenden a la Constitución.

Debemos estar muy atentos en protestar y denunciar todos los desmanes, mientras tanto, por las redes sociales.

El llamado “Penco”, Gonzalo Castillo, el candidato de Danilo Midina, anunció su aberrante donación de 20 millones de pesos para pruebas ante el virus, las cuales deberían ser gratis en los hospitales para todos los ciudadanos y compradas por el gobierno: Se presenta como un salvador ante la crisis, así actúan los demagogos.

El pueblo no merece ser tratado como pedigueños, menos jugando a la hambruna y con su salud.

Tomaron en el Congreso varios préstamos en dólares para contener la crisis, nada más falso que fuera para esos fines.

Partidos de la oposición y población dominicana exijamos que nos traten con respeto, nada nos regalan, son dineros de nuestros impuestos. Esa es su responsabilidad, para ello fueron elegidos.

Si en verdad el gobierno de Danilo Medina y sus funcionarios tuvieran buenas intenciones habrían trabajado de la mano con todas las fuerzas vivas de la Nación, incluyendo a los partidos de oposición.

¡Rumbo a una Venezuela sin vuelta atrás!