El fracaso del Ministro de Defensa en Migración y Seguridad

Por: José Abreu

Soy de los que aboga por “buenas y armoniosas relaciones con nuestro vecino de la República de Haití”, el sólo hecho de compartir la “Isla Hispaniola”, es uno de los tantos que podríamos enumerar, sin que esto implique que estamos olvidando las confrontaciones y conflictos tenidos en el pasado, nuestra sociedad mucho ha avanzado, entiendo es hora de que nuestras autoridades asuman su rol e implementen un orden migratorio integral.

Es asombrosa y desproporcional la presencia de ciudadanos haitianos en todo el territorio nacional, con un significativo aumento en la presente década, producto del fracaso en la política Migratoria y Seguridad Fronteriza, implementada a todo lo largo de nuestra frontera con Haití, desde Montecristi hasta Pedernales, bajo la responsabilidad de los miembros del Ejército de República Dominicana y el Cuerpo Especializado en Seguridad  Fronteriza Terrestre (Cesfront).

Presencia que en muchas comunidades de la zona fronteriza supera con creces a nuestros ciudadanos, igual ocurre en barrios de las principales ciudades del país, el Gran Santo Domingo tiene sectores que el número de ciudadanos de origen y nacionalidad haitiana supera a la comunidad dominicana, podríamos citar: El Setenta en Cristo Rey, el aguacate en la Puya de Arrollo Hondo, las 800 de los Ríos, los Palmares de Los Girasoles, las Piñas y las Mercedes de los Alcarrizos, Los Guaricanos, Sabana Perdida, Los Frailes, como cita “Diario Libre en su portada de la edición impresa del día 27 de noviembre del año 2014, ya cinco años han transcurridos de esta publicación, imagine usted”.

“Rubén Darío Paulino Sem, designado el 16 de agosto de 2012 por el presidente Danilo Medina, como “jefe del Ejército Nacional, cargo que desempeño por espacio de dos años, siendo trasladado en 2014, a la Dirección General de Migración, luego en el año 2016 designado Ministro de Defensa de la República, cargo que aún ocupa, como pueden observar en los últimos siete años y un poco más, este alto oficial ha tenido y tiene la responsabilidad Operativa de la seguridad en la frontera.

En esto baso mi tesis, él es responsable directo de la presencia desmedida de nacionales haitianos en el país, hay quienes afirmaran que es el presidente Danilo Medina y no Paulino Sem, de cierta manera podríamos reconocer que si, por el hecho de mantener en el cargo un militar adicto a un micrófono.

Las recientes declaraciones desacertadas del incúmbete de Defensa, donde dice que la situación de crisis con violentas protestas en Haití, podrían producir avalanchas de sus ciudadanos hacia nuestro país, declaraciones que han generados intranquilidad y temor en nuestra sociedad en su conjunto, esto podría servirle al presidente Danilo Medina para destituirlo, disposición que además serviría de oportunidad a otra promoción de oficiales de las instituciones castrenses.

Declaraciones inoportunas y tremendistas, como las ofrecidas por el ministro Paulino Sem, provocan intranquilidad, preocupación y temor en los sectores productivos, inversionistas y sobre todo en nuestra sociedad, dejando al desnudo su incapacidad, a su vez pretender justificar el ingreso masivo de ciudadanos haitianos, que en este lapso de tiempo al frente de los organismos rectores de la política de Migratoria, Seguridad y Defensa han ingresado alrededor del 96% de ellos vía terrestre de manera irregular, gracias a la complicidad.

Ministro que, no obstante tener un inadecuado desempeño, no se limita a su rol, de manera constante ofrece declaraciones de este tema, tal y como está consignado en nuestra constitución, es facultad del Presidente de la República dirigir la política exterior atraves del Ministerio de Relaciones Exteriores, una atinada recomendación es que deje ese rol protagónico de exposición constante ante los medios de comunicación, a la diplomacia y, a los políticos, ya que esa actuación no debe ser de su competencia, sino limitarse a su función, cuales debe ser los cuarteles.