El agua nos llegó al cuello

Paquetes de Emergencias creados a vapor porque estábamos todo el tiempo sólo en campañas políticas                                                                                             Por: María F De la Cruz

El gobiernos dominicanos en las última décadas se ha enfocado más en las campañas políticas, que en la creación de paquetes de emergencia para poner a disposición de los más necesitados frente a las situaciones como las que se ha presentado en todos los países.

El Gobierno nunca imaginó que el país se en la obligación de someterse a un Estado de emergencia nacional y la convocación de una cuarentena por un periodo tan extendido con la necesidad de un toque de queda, al parecer la prioridad de las últimas dos décadas eran sólo las elecciones, gastar un presupuesto tan elevados en candidaturas políticas.

Nuestros funcionarios y legisladores son tan ambiciosos que ninguno hasta el momento ha ofrecido disminuir su salario para donarlo a las familias más necesitadas, la eliminación de botellas por familia y amigos para disminuir el presupuesto de los ministerios y utilizar ese fondo para aquellas familias que no son ni empleados, ni pueden continuar trabajando en su oficio día a día.

La crisis sanitaria que estamos viviendo en estos momentos, en la cual el gobierno creó unos paquetes de medidas a favor de los más necesitados los cuales tiene su fortaleza y sus debilidades.

Fortaleza existe un porciento de la población que ha sido beneficiada con las Tarjetas Solidaridad, con la ampliación del aporte que el gobierno le hace cada mes, cuya ayuda hasta el momento solo será por dos meses, más el pago de RD$8.500 pesos a los empleados suspendidos por sus empleadores entre otros.

Debilidades existe un grupo de la población que no es beneficiado con ningunos de los paquetes que ha otorgado el gobierno, entre ellos están los empleos informales, estilista de belleza que no poseen un RNC para inscribir sus empleadas, choferes de carros públicos, motoconchistas, barberos, personas que venden en las esquinas todo tipo de alimento cocido ect.

Y que decimos de los envejecientes donde la ayuda der gobierno no cubre medicamento, donde un anciano debe tomar diario pastillas para la presión, diabetes, corazón ect y no tiene los recursos económicos para adquirirlo, porque el hijos que se lo compraba no está produciendo y la tarjeta solidaridad no cubre farmacias.

Las medidas del gobierno hasta el momento son de mucha ayuda, pero aún quedan muchos cabos sueltos dentro de la población más necesitada.