Cuales países tendrá acceso a la Vacuna de Oxford

Rusia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 164 vacunas contra el Covid-19 está siendo desarrollada en el mundo, de las cuales se espera que solo un 7 % acaben siendo eficaces y seguras. Entre las actuales candidatas, cuatro han pasado ya a una fase “final” de pruebas en humanos y una o varias de estas podrían empezar a ser distribuidas desde la primera mitad de 2021.

Aunque organismos internacionales como Naciones Unidas y la OMS han asegurado que la vacuna debe llegar a toda la población mundial, los retos para que esto suceda pasan por la producción, las cadenas de suministros e intereses económicos y hasta geopolíticos.

Las farmaceuticas BioNTech y Pfizer han dicho que podrían fabricar hasta 100 millones de dosis para fin de año y unos 1.200 millones durante 2021; AstraZeneca, que trabaja junto a la Universidad de Oxford, ha apuntado a producir hasta 2.000 millones en los próximos meses y Moderna, en EE. UU., unos 500 millones.

AstraZeneca se ha comprometido a vender 2.000 millones de dosis sin ánimo de lucro y Pfizer ha asegurado precios asequibles: “Una vacuna pierde sentido si la gente no puede pagarla”, afirmó días atrás John Young, director de negocios de la firma estadounidense. En contraste, empresas como Moderna se han desmarcado de esa línea y han anunciado que pretenden obtener beneficios comerciales.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó a mediados de julio estar adelantando negociaciones con GAVI y COVAX para garantizar “la posibilidad de tener acceso más rápido y más equitativo a una nueva vacuna contra el Covid-19”, dijo el subdirector de la entidad, Jarbas Barbosa.

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza,ha anunciado este sábado que su país, junto con Alemania, Países Bajos y Francia, ha firmado un contrato con la sociedad AstraZeneca para el suministro de hasta 400 millones de dosis de vacunas destinadas a toda la población europea.