Católicos no podrán participar “Domingo de Ramos” en las iglesias

El Domingo de Ramos este año se caracteriza por una festividad nunca vista por los católicos que tradicionalmente convocan a millones de feligreses alrededor del todo el mundo quienes honran la entrada de Jesús a Jerusalén.

Debido a la pandemia del coronavirus/COVID-19, este año la tradicional festividad ha cambiado debido al llamado de aislamiento hecho por las autoridades, como mecanismos de corte de expansión del virus.

Las celebraciones este Domingo de Ramos se dan sin feligreses en los templos, que tradicionalmente están repleto de ellos ondeando las palmas en alabanza a Jesús en su entrada a Jerusalén y, además es el inicio de la Semana Santa.

Es costumbre a primeras horas del Domingo de Ramos los católicos salen con ramos a las iglesias y con ellos de manera artesanal tejen crucifijos y otras figuras que son usadas durante el año en un lugar de sus casas, los vehículos, oficinas.

Los católicos este Domingo de Ramos continuaran con una de sus tradiciones y consiste en colocar las palmas en las puertas de entrada de las viviendas como forma de celebrar la festividad, pero al mismo tiempo cumplir con el mandamiento de recogimiento en casa para evitar contagios del virus.

Los feligreses podrán participar en la eucaristía, de manera virtual, a través de los medios electrónicos y las redes sociales, como lo dispuso la Congregación para el Culto Divino de la iglesia católica.

El papa Francisco celebrará la festividad sin los feligreses, desde sus parroquias como forma de cumplir con esa costumbre que por siglos han llevado los católicos de todo el mundo.