Expertos abogan por mantener el objetivo de limitar el aumento de temperaturas a 1,5°C

Aros News
0

 

ONU/Laura Quinones Activistas de la sociedad civil protestan contra la explotación de petróleo y gas en África.

La preocupante expansión de los proyectos de petróleo, gas y carbón, a pesar de que la ciencia nos dice que los combustibles fósiles deben permanecer bajo tierra para evitar los peores impactos del cambio climático, fue el centro de las discusiones este martes, “Día de la Energía”, en la COP27, con muchos expertos temiendo que la meta de frenar para fin de siglo el calentamiento global a 1,5°C pueda estar en peligro.

El sector energético, responsable de más de dos tercios de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, se alimenta principalmente de combustibles fósiles. Si bien estos llevan electricidad y transporte a la mayor parte del mundo, acarrean un profundo dolor y pérdidas en las comunidades y ecosistemas vulnerables.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), actualmente sólo el 29% de la generación mundial de electricidad proviene de energías renovables y las emisiones de carbono continúan una tendencia al alza.

“Apenas hemos arañado la superficie. Y el año transcurrido desde Glasgow (sede de la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), francamente, ha sido un año de procrastinación climática. Para 2030, necesitamos reducir las emisiones entre un 30 y un 45%, pero desde la COP26 hemos reducido apenas un 1%. Por lo tanto, tenemos un largo camino por recorrer”, dijo la responsable del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen, en un evento en Sharm el-Sheikh, la ciudad egipcia sede de las conversaciones de este año.

Andersen señaló que actualmente vivimos en un mundo que se ha calentado 1,1°C desde la era preindustrial, y que ya estamos viendo un aumento de tormentas, sequías, inundaciones y malas cosechas.

“Las políticas actuales nos llevan a un mundo de 2,8 grados (...) Es importante que tengamos una conversación sobre la reducción de emisiones y sobre quién lleva la carga. El G20, que se reúne esta misma semana... tiene una responsabilidad colectiva por el 75% de todas las emisiones”, subrayó, pidiendo que estas economías inviertan en financiamiento y “justicia climática”.

ONU/Laura Quinones

La meta se mantiene

Simon Stiell, secretario ejecutivo de Cambio Climático de la ONU, también enfatizó la importancia de frenar el calentamiento global a 1,5°C y subrayó que es un objetivo establecido por el Acuerdo de París, pero que también se basa en la ciencia y los datos.

“Cualquier aumento superior a 1,5°C incrementa los riesgos para la salud, los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria, el suministro de agua, la seguridad humana y el crecimiento económico. Para muchos, ya es un infierno (…) cada fracción de grado más allá de 1,5 pone cada vez más en peligro la vida humana en este planeta”, enfatizó, y urgió a los países a que sean “rigurosos” en sus esfuerzos por cumplir los compromisos adquiridos en Glasgow para mantener el 1,5.

Stiell, quien el lunes instó a las partes a “cerrar la brecha” en la reunión de Sharm el-Sheikh para garantizar una acción rápida en materia de mitigación, adaptación, financiamiento y responsabilidad por pérdidas y daños, alentó a las naciones a presentar “posiciones sustantivas” para avanzar sobre estos temas.

Algunos avances

Entre los acontecimientos positivos, Stiell destacó que Sudáfrica ha lanzado un plan multimillonario para pasar del carbón a la energía verde, calificándolo como un momento clave en el impulso global para la transición a los combustibles fósiles.

“Anticipamos escuchar más ambición en esta área cuando los ministros del G20 se reúnan esta semana en Bali. Por lo tanto, estamos avanzando en la COP27, pero avanzar más y más rápido también significa tomar medidas más allá de la COP para reducir las emisiones”, enfatizó.

En la Cumbre del G20 en Bali, una coalición de países encabezada por Estados Unidos y Japón anunció que invertirá 20.000 millones de dólares para reducir drásticamente la dependencia de Indonesia del carbón y hacer la transición de la nación del sudeste asiático a la energía renovable.

Actualmente, Indonesia es uno de los mayores consumidores de carbón del mundo y el quinto mayor emisor global de gases de efecto invernadero.

Publicar un comentario

0 Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.
Publicar un comentario (0)
Haití: Roberson Alphonse escapa de un intento de asesinato

Actualidad

Design by - Blogger Templates | Distributed by Free Blogger Templates
Accept !
To Top