Haití: guerra de pandillas, las bandas matan, el gobierno calla

Aros News
0

 


Puerto Príncipe.- Desde el domingo 24 de abril, los residentes de varios distritos de la llanura de Cul-de-Sac, en particular el área de Butte Boyer, han sido tomados como rehenes por las pandillas "Chen mechan" y "400 Mawozo" que hablan la pólvora. Estos dos grupos armados que se enfrentan violentamente por el control de estas zonas ya han causado numerosas víctimas entre la población civil. Más de seis días después, el gobierno no dice una palabra.


En un primer informe provisional publicado el miércoles, Protección Civil reportó más de 20 personas muertas en las filas de la población civil, más de una docena de casas incendiadas y decenas de familias desplazadas. Los enfrentamientos entre las pandillas aún continuaban el viernes 29 de abril por el control del área de Butte Boyer, informaron a Le Nouvelliste vecinos de este barrio.


Hasta el viernes 29 de abril ninguna organización de derechos humanos aún podía visitar los barrios que fueron escenario de enfrentamientos entre las pandillas “Chen mechan” y “400 Mawozo”. De momento, se basan en la valoración provisional de Protección Civil. Algunos vecinos de los barrios afectados señalan al periódico que los bandidos han quemado los cuerpos de las personas asesinadas, que otros cuerpos son arrojados a las letrinas. “Es imposible saber el número de personas muertas en los ataques de la pandilla 400 Mawozo”, dijo un residente de Butte Boyer.


Aproximadamente una semana después de estos ataques de pandillas a la población de la llanura de Cul-de-Sac, el gobierno aún no se ha pronunciado. El Primer Ministro, que inauguró el viernes 29 de abril las actividades de celebración del día de la agricultura y el trabajo, sigue hablando de la seguridad como prioridad de su gestión. Sin embargo, en su discurso, Ariel Henry no se refirió en ningún momento a la situación de tensión y crímenes en la llanura de Cul-de-Sac.


“El país vive actualmente una situación sin precedentes, en un contexto de múltiples y complejas crisis donde todo se torna urgente de abordar. Sin embargo, no existe una fórmula mágica. Solo a través del trabajo y la unidad podemos cambiar la situación. Es imperativo que nosotros, los haitianos, nos pongamos a trabajar para adoptar una conciencia nacional, para educar a la población, para crear riqueza, para encontrar juntos el camino del cambio y el progreso”, dijo el Primer Ministro.


“Hoy”, agregó, “todos los sectores de la vida nacional tienen su voz, su papel para dar elementos de solución a un clima de seguridad favorable al progreso. »


“Vamos a redoblar esfuerzos para lograr la erradicación de la inseguridad, que se está convirtiendo en la prioridad del gobierno para facilitar la estabilidad política, con el corolario de atraer inversiones y generar empleos masivos para lograr la tenencia de elecciones honestas, inclusivas, transparentes y democráticas”, prometió el inquilino de la Oficina del Primer Ministro.


El jefe de Gobierno agradeció a las fuerzas de seguridad que, dijo, están haciendo un gran esfuerzo para restaurar la paz en los barrios.


La Policía Nacional, por su parte, dice que está realizando operativos en Butte Boyer para recuperar el control de la zona. Sin embargo, la situación sigue siendo muy tensa y los vecinos de este barrio varados en casa siguen pidiendo ayuda. 

Por Robenso Geffrard, para Le Nouvelliste

Publicar un comentario

0 Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top