Los gobiernos de Guatemala y El Salvador redoblan la persecución y amenazas a los periodistas que investigan la corrupción

Aros News
0

 La fiscalía guatemalteca ordenó la captura de un periodista que investigó un oscuro convenio de mineras rusas con el presidente y forzó al exilio a un presentador de TV. El Congreso salvadoreño aprobó una reforma que permite encarcelar a los periodistas que mencionen el pacto de Bukele con las pandillas


Testimonios recogidos relatan que la Policía en el municipio guatemalteco de El Estor lanzó gases lacrimógenos que afectaron a los niños, mujeres y ancianos y provocaron la muerte de aves de corral. El gobierno persigue a los periodistas que cubrieron esos hechos. En la imagen un registro de archivo de un escuadrón antidisturbios de la Policía guatemalteca. EFE/Esteban Biba

Juan Bautista Xol es un periodista guatemalteco de la etnia Maya Q’eqchi’ que en octubre de 2021 cubrió en primera línea el embate policial a un grupo de líderes indígenas que protestaban contra una mina rusa que contamina el lago más grande del país y los ríos en El Estor, un municipio en las montañas del noreste. A partir de entonces, el Estado de Guatemala lo ha sometido a un acoso permanente.

Xol es uno de cinco periodistas, la mayoría Q’eqchi’, que estuvieron en El Estor el fin de semana del 22 y 23 de octubre de 2021 para cubrir la arremetida policial. Él y sus otros dos colegas indígenas, Carlos Choc Chub y Baudilio Choc, han sido criminalizados desde entoncesAgentes del Estado los han seguido, les han tomado fotos que luego aparecieron en sitios web en los que se les denigra y acusa de cometer delitos, les allanaron sus casas. A uno de ellos, Carlos Choc, el Ministerio Público (MP), en alianza con la mina rusa, quiere meterlo preso.

A las 7:02 a.m. del 26 de octubre de 2021, cuando ya el gobierno de Guatemala había decretado estado de sitio en El Estor tras la violencia policial, empezó el acoso contra juan Bautista Xol: mientras un canal de televisión de tendencia oficialista transmitía imágenes en vivo, decenas de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), del MP y la inteligencia estatal rodearon la casa del periodista. A los pocos minutos la allanaron y mantuvieron incomunicados a Xol y a su familia durante dos horas. Así consta en un reporte de agresión elaborado por Prensa Comunitaria, el medio independiente para el que trabaja Xol, y la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala (PDH).

Antes de ese allanamiento, durante la arremetida policial, una página de Facebook afín a la mina rusa había subido fotos de un hombre encapuchado de quien decía era el periodista Xol, que, según esa publicación, se disponía a atacar a la PNC. Todo era mentira: Xol había estado todo el rato documentando los abusos policiales y transmitiéndolos en vivo desde su teléfono celular.

En un testimonio que dio luego, Xol explicó que durante el allanamiento los policías obligaron a su esposa a desbloquear un teléfono celular en el que el periodista guardaba las fotos de los abusos policiales del fin de semana anterior.

“La PNC y el Ministerio Público retuvieron al periodista Xol Coc y su familia aproximadamente dos horas. Hacen que la familia esté en el corredor durante el allanamiento y les impiden comunicarse vía teléfono. A las 9:30 aproximadamente finaliza el allanamiento; la PNC y MP no encontraron ningún indicio o pruebas y no capturaron al periodista, pero sí secuestraron el celular de la pareja Xol Coc diciendo que se sometería a un análisis”, dice el informe de agresión redactado por Prensa Comunitaria.

La única razón por la que Juan Bautista Xol no fue arrestado es que el periodista, antes del allanamiento, alcanzó a comunicarse con alguien que informó a sus colegas del inminente registro. Desde Ciudad de Guatemala, Prensa Comunitaria hizo una denuncia pública de inmediato, la cual levantó alarmas incluso en el extranjero.


Juan Bautista Xol, periodista guatemalteco Maya Q'eqchi' ha sido acosado por la policía guatemalteca luego de que cubrió protestas contra una minera rusa aliada del gobierno de su país. Foto: Prensa Comunitaria.

El Comité de Protección a Periodistas (CPJ en inglés), basado en Nueva York, emitió una alerta el 28 de octubre. “Las autoridades guatemaltecas deben de detener el acoso a periodistas que cubren estas protestas y asegurar que la prensa independiente pueda cubrir de forma segura eventos de interés nacional e internacional”, escribió el comité en un comunicado.

Al mismo tiempo que los agentes del Estado entraban a la casa del periodista Xol, otro contingente de policías, estos acompañados por empleados de la mina rusa, entraron por la fuerza a la casa de Carlos Choc, otro periodista Q’eqchi’. Según testimonios de los vecinos, recogidos en el informe elaborado sobre esta agresión, los policías no encontraron a nadie en la casa. Aun así, revolvieron todas las pertenencias de Choc, destruyeron parte del mobiliario y se aseguraron de dejar a la vista una de las credenciales de periodista que ahí encontraron.

A Carlos Choc el Estado de Guatemala lo persigue desde 2017, luego de que el periodista Maya Q’eqchi’ documentó por primera vez que la mina, propiedad de la empresa ruso-suiza Solway, estaba contaminando el Lago de Izabal y de fotografiar el cadáver de un pescador al que la policía asesinó en mayo de aquel año mientras protestaba en El Estor contra las actividades de la mina.

Como represalia, el MP guatemalteco abrió un proceso penal a Choc y le decretó una orden de captura. Por aquel caso, finalmente, un juez de Puerto Barrios, la capital administrativa de Izabal, el departamento de Guatemala en que se ubican El Estor y la mina, decretó medidas alternativas al arresto y obligó a Choc a presentarse a la sede del Ministerio Público a firmar una vez al mes.

El 6 de marzo de 2022, 20 medios de todo el mundo, incluido Prensa Comunitaria, publicaron varias investigaciones, basadas en miles de documentos internos de la mina rusa y en años de cobertura en el territorio, que revelan irregularidades y violaciones a derechos humanos cometidas por los mineros en complicidad con el gobierno de Guatemala. Entre ellos que la mina hace pagos mensuales a la PNC, que ha servido como brazo armado en desalojos de comunidades indígenas, y que empresas socias de la minera sobornaron al presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.


FUENTE: infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top