ONU: Haití camino de la recuperación tras el terremoto

Aros News
0

 


Azotado ya por la crisis económica, el COVID-19, el asesinato de su jefe del Estado, la inseguridad creciente y la escalada de secuestros por parte de bandas, Haití recibió un último varapalo el 21 de agosto de 2021. Un terremoto mortal de magnitud 7,2 golpeó el suroeste del país, causando 2200 muertes y casi 13.000 heridos y una destrucción generalizada en las zonas rurales. Seis meses después, se celebra en la capital una conferencia para tratar el tema de la reconstrucción y recuperación del país.  

 

La vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, asistió hoy miércoles al acto internacional organizado por el Gobierno de Haití en Puerto Príncipe, la capital, para apoyar los esfuerzos de reconstrucción y recuperación tras el terremoto que asoló el suroeste del país, principalmente en las áreas rurales, el pasado mes de agosto.

Mohammed había visitado la región afectada por el terremoto inmediatamente después de que ocurriera el catastrófico suceso.

 "No es el momento de rendirse", dijo durante su intervención, "porque el pueblo de Haití nunca se rinde. Una y otra vez, lloran sus pérdidas, y luego se reponen y recomponen sus vidas", añadiendo que "Haití se encuentra de nuevo en una encrucijada. Hay que proteger años de inversión en estabilidad y desarrollo. Sin duda, las instituciones nacionales están preparadas para dirigir [la reconstrucción]". 

Más de 2200 personas murieron y casi 13.000 resultaron heridas, y las infraestructuras clave resultaron deterioradas. Unas 137.000 casas y 1250 escuelas quedaron dañadas o destruidas, y más de 300.000 estudiantes se retrasaron en su regreso a las aulas

Asimismo, se vieron afectados más de 95 hospitales y centros sanitarios; el mal estado en el que quedaron carreteras y puentes complicó, además, la capacidad de respuesta en la zona del terremoto. 


PMA/Alexis Masciarelli
Los niños del municipio de Kenscoff, en Haití, volvieron a esta escuela tras un largo periodo de convulsiones socioeconómicos que les obligaron a quedarse en casa. Con la reanudación de las clases, los niños recibieron un plato caliente de arroz y judías.

2000 millones de dólares para la reconstrucción y la recuperación

El Gobierno ha estimado que costará cerca de 2000 millones de dólares reparar los daños causados por el terremoto.

Más de la mitad de los fondos, algo más de 1000 millones de dólares, se destinarán a la rehabilitación o reconstrucción, principalmente de viviendas privadas, y unos 400 millones dólares a educación. Los servicios sanitarios y las iniciativas sobre seguridad alimentaria requieren 40 y 55 millones de dólares respectivamente.

La agricultura, el comercio y la industria, así como los programas medioambientales, son otras de las áreas seleccionadas para recibir asistencia.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, manifestó durante el acto que el esfuerzo de reconstrucción y recuperación incluiría a toda la población. "No todas las comunidades de la Península Sur se vieron afectadas de la misma manera. Algunas sufrieron más daños y pérdidas que otras. Sin embargo, el plan de recuperación incluye a todas las regiones que se vieron afectadas directa e indirectamente por el terremoto."


PMA Haití/Theresa Piorr
La reparación de carreteras y puentes permitirá a los agricultores llevar sus productos a los mercados locales y regionales.

Múltiples crisis

El terremoto del pasado mes de agosto llegó en un momento en el que Haití se enfrentaba a múltiples crisis de carácter económico, político, de seguridad, humanitario y de desarrollo. La economía se encuentra en una situación desesperada, a la que no ha contribuido el reciente bloqueo del suministro de gasolina por parte de bandas armadas, que casi paralizó el país. La inseguridad, incluidos los secuestros, es generalizada, y las bandas controlan muchos barrios de la capital, Puerto Príncipe. En julio de 2021, el presidente fue asesinado mientras se encontraba en su casa.  

Por otra parte, Haití sigue estando muy expuesto y es vulnerable a los terremotos, las inundaciones y las sequías, así como a los mayores efectos del cambio climático. El devastador terremoto de enero de 2010, en el que se calcula que murieron 220.000 personas, sobre todo en Puerto Príncipe y sus alrededores, se convirtió en su peor catástrofe natural, la más destructiva que ha sufrido el país caribeño en su historia reciente. 

"Debemos ser conscientes de que la falta de inversiones adecuadas y a tiempo en la reconstrucción del país empujará inevitablemente a las poblaciones más vulnerables, sin capacidad para mantener sus medios de subsistencia, a buscar salidas a la desesperada para sobrevivir", dijo la número dos de la ONU. "Es probable que aumente la migración interna, incluso hacia Puerto Príncipe, que ya sufre graves problemas sociales y económicos y altos niveles de violencia", añadió.

Asimismo, la migración externa será otra de las consecuencias si no se toman medidas, ya que los haitianos se tendrán que marchar a buscar oportunidades en el extranjero. 

Publicar un comentario

0 Comentarios
* Please Don't Spam Here. All the Comments are Reviewed by Admin.
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !
To Top