Príncipe Andrés vendió lujosa propiedad para pagar su juicio por presunto abuso sexual

 

Príncipe Andrés vendió lujosa propiedad para pagar su juicio por presunto abuso sexual, el integrante de la realeza cotizó dicha construcción en más de 17 millones de libras esterlinas. Con el dinero obtenido financiaría los costos de su juicio en razón de sus supuesto vínculo con la red de tráfico sexual ostentada por Jeffrey Epstein.

No obstante, dicha ostentosa cantidad no le pertenecerá en su totalidad al Príncipe, ya que primero deberá solventar una deuda con Isabelle de Rouvre, quien le hizo un préstamo para que pudiera adquirir el hogar en un primer momento.

Trascendió la información que la familia del Duque de York viajó, por una última vez, para despedir a la extravagante casa. Se menciona que el trato de compra se encuentra en revisión final, pero la transacción es totalmente oficial, pues ya se retiró del mercado de bienes raíces.

El Príncipe Andrés espera ansiosamente la resolución de la corte estadounidense, dirigida por el juez Lewis Kaplan, para poder desechar la demanda de abuso sexual por parte de Virginia Roberts Giuffre. La defensa del hijo de la Reina Isabel II argumentó que aparentemente habría existido un acuerdo económico entre la víctima y Jeffrey Epstein para evitar futuros reclamos.