Shaquille O’Neal y la lección a sus hijos: “No somos ricos, yo soy rico”

 


El exbasquetbolista quiere que sus hijos se abran paso y forjen su camino por sus propios méritos

Shaquille O’Neal, exbasquetbolista que brillara en la NBA, compartió la lección de vida que le dio a sus hijos. Buscando que sean independientes, trabajen duro y que no den nada por sentado, les dijo: “No somos ricos, yo soy rico”.

En el podcast Earn Your Leisure, Shaquille O’Neal dijo que enfatiza la importancia de la educación con sus hijos y les dice que no dependan de él financieramente.

“Mis hijos son mayores ahora. Se enojaron un poco conmigo. No realmente enojados, pero no lo entienden”, explicó O’Neal. “Les digo todo el tiempo ‘no somos ricos. Yo soy rico'”.

El basquetbolista, quien tuviera una brillante carrera en la NBA con varios equipos como Los Lakers de Los Ángeles, quiere que sus hijos se esfuercen y no dependan de su padre rico y famoso.

“Tienes que tener una licenciatura o una maestría y luego, si quieres que invierta en una de tus empresas, vas a tener que presentármelo.  Muéstramelo y te lo haré saber. No te voy a dar nada”.

De acuerdo Yahoo! Sports, la fortuna de Shaquille O’Neal asciende hasta los 400 millones de dólares. Durante su carrera en la NBA amasó un total de 292 millones de dólares. El resto han sido producto de patrocinios e inversiones.

Si bien O’Neal reconoce que ve un espíritu emprendedor en sus hijos, quiere que lo “descubran” por sí mismos, sin que él les facilite el camino.

“Existe una regla: la educación. No me importa si juegan baloncesto. No me importa nada de eso”, explicó. “Tengo seis hijos. Me gustaría tener un doctor, alguien que sea dueño de un fondo de cobertura, un farmacéutico, un abogado, alguien que tenga varios negocios, alguien que se haga cargo de mi negocio. Pero les digo que no se los voy a dar. Tienen que ganárselo”.

Shaquille O’Neal viene de un barrio pobre de Nueva Jersey y por eso quiere que sus hijos entiendan el sacrificio y esfuerzo que implica ganar dinero.