Urza Zeya: el desmantelamiento de las pandillas es necesario para la estabilidad de Haití

 

La subsecretaria de Estado de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos, Uzra Zeya, al inicio de su misión en Haití, dijo en un tuit este martes que el desmantelamiento de las bandas responsables de la violencia "es necesario para la estabilidad de Haití y la seguridad de los ciudadanos ”.


“El desmantelamiento de las bandas responsables de la violencia es necesario para la estabilidad de Haití y la seguridad de sus ciudadanos. Hoy me reuní con el director general ai de la PNH Léon Charles para reafirmar que el Departamento de Estado de Estados Unidos seguirá apoyando el fortalecimiento de la policía comunitaria, el fortalecimiento de la confianza de la población, el fortalecimiento del servicio de inteligencia y la capacidad de aplicación. la ley ”, dijo en un tuit traducido y publicado en la cuenta de la Embajada de Estados Unidos en Haití. 

                                                                      

“Encantado de conocer al nuevo Ministro de Justicia en funciones de Haití, Liszt Quitel. El Departamento de Estado de EE. UU. Planea trabajar para apoyar la aplicación de la ley y el respeto de los derechos de Haití ... y nos complació haber comprometido recientemente $ 15 millones adicionales para ayudar a reducir la violencia de las pandillas y mejorar las infraestructuras correccionales ”, se puede leer en otro tweet de la embajada publicando la foto de la Sra. Uzra Zeya con el Ministro de Justicia, Liszt Quitel.  

                                           

La misión de la Sra. Uzra Zeya, otra que aborda el tema de la cooperación y la seguridad en Haití, llega en un momento en que las pandillas están imponiendo su voluntad, especialmente en el área metropolitana. En la entrada sur de Puerto Príncipe, la víspera, este lunes, un todopoderoso líder de una pandilla, Izo, cortó la capital de los cuatro departamentos del gran Sur cuyas poblaciones luchan por recuperarse del terremoto del 14 de agosto. 2021.


La visita del subsecretario de Estado de Estados Unidos, Uzra Zeya, también se produce pocas semanas después de la publicación del informe de Binuh sobre la situación en Haití al Consejo de Seguridad. “Debido al recrudecimiento de la violencia entre bandas rivales en la parte sur de Puerto Príncipe, alrededor del 75% de los actos delictivos y los principales disturbios civiles en el país entre mayo y agosto de 2021 se registraron en el departamento del oeste. Con 549 casos reportados, el número de homicidios intencionales aumentó en un 5% en comparación con el período anterior. Asimismo, el número de secuestros siguió aumentando en 2021 con 328 víctimas denunciadas a la policía durante los primeros ocho meses del año, frente a 234 para todo 2020 ”, leemos en este informe.                                                                               

Inseguridad: la naturaleza del problema es "militar"      

     

La naturaleza del problema, dado el armamento y potencia de fuego de las pandillas, "es más bien militar", estimó Mario Andrésol, capitán de la FAd'H a desmovilización en 1994, antes de iniciar su carrera hasta llegar a lo más alto de la PNH. El exdirector general de la PNH, al final de esta primera observación, cree que es imposible desarrollar una "estrategia" sin una radiografía extensa de la situación de la institución policial, el estado de las tropas y las formas de las tropas. Pero los primeros elementos permiten entender que "la PNH se enfrenta a problemas".


“La institución está moralmente desmovilizada. Hay una crisis de confianza ”, apuntó Mario Andrésol, quien se hizo eco de la elección de muchos policías de salir del país y de los sucesivos traslados que atentan contra la serenidad y les impiden trabajar en el tiempo. 


En menos de un año se han producido siete cambios en la Dirección Departamental Norte. Esto permitió que las pandillas se fortalecieran y expandieran su influencia, observó Andrésol, quien también cree que la institución policial está lidiando con problemas de disciplina e infiltración de las pandillas. 


Mario Andrésol está lejos de mostrarse tierno respecto a determinadas políticas "cuyas acciones y mentalidad" han contribuido a agravar aún más la crisis de seguridad. “Tenemos que limpiar la PNH. Debemos aprovechar la crisis para resolver definitivamente el problema de la inseguridad, 

                              

“Con miras a reconfigurar la gobernanza de seguridad del país, ¿por qué no fusionar la FAd'H y la PNH? se preguntó Mario Andrésol. Surgirá una nueva fuerza que tendrá otro nombre. Por un lado, habría unidades capacitadas para enfrentar el tipo de amenazas a la seguridad conocidas como defensa, es decir, situaciones militares y no militares que puedan socavar la independencia, o la soberanía nacional, a la estabilidad de la democracia y la república. orden ya la prosperidad económica de la República. Por otro lado, las unidades capacitadas para lidiar con las denominadas categorías de amenazas a nivel judicial, como. 

Por Roberson Alphonse, para Le Nouvelliste