Jesús Sánchez es piedra angular futuro Marlins



El zurdo Jesús Sánchez, de los Marlins, se gana un rol de importancia en el futuro del equipo.


SANTO DOMINGO.-El novato dominicano Jesús Sánchez aprovechó su tercer ascenso a las Mayores para demostrar su verdadera valía a los ejecutivos de los Marlins.

Sánchez fue subido por primera vez el 21 de agosto del año pasado y no le fue nada bien al irse de 25-1 en su debut.
Este año, luego de participar en un juego el 11 de abril frente los Mets, en el que bateó de 5-1, pero con tres ponches fue devuelto a las ligas menores.

En triple “A” impuso respeto al promediar .348, con 10 jonrones y 31 empujadas en 37 juegos.
Esa actuación le valió para regresar a las Mayores el 15 de junio.

Poco a poco se ha ido ganando su espacio en la alineación de los Marlins, incluyendo que está terminando a todo vapor, ya que se voló la cerca en tres partidos consecutivos contra los Bravos del 10 al 12 de septiembre. En las últimas dos semanas, el dominicano batea .326/.400/.651 con cuatro vuelacercas.

Ese despertar lo ha llevado a mejorar su línea ofensiva en la temporada a .249 (225-56), con 24 extrabases (14 jonrones, ocho dobles y dos triples), y 36 empujadas en 63 juegos.

El manager Don Mattlingly se define como un admirador de Sánchez, señalando que si convierte todo su potencial en una producción constante, será insoportable.

“Ya es un buen espectáculo, todas las noches”, dijo Mattingly, quien también valora el potencial del también novato dominicano Bryan de la Cruz y el de Lewis Brinson, quienes completan la trilogia de jardinero de los Marlins para el futuro.

Excelentes reflejos
Sánchez que es un atleta genuinamente maravilloso a la defensa.
El pasado lunes fue electo ganador de la Jugada de la Semana anterior, porque atrapó un “fly” con la mano pelada, sin el guante.

En un juego del pasado lunes 20 contra los Nacionales de Washington, en la cuarta entrada, Lane Thomas bateó un elevado al territorio de foul por el jardín derecho y parecía que Sánchez se le había pasado a la pelota. Sin embargo, en lugar de retroceder con el guante, Sánchez extendió la mano derecha y atrapó la bola.

El propio Sánchez estaba asombrado, ya que no pudo hacer más que sonreír tras la atrapada.
Esa captura hizo recordar a la que hizo el ex jardinero de los Gigantes, Kevin Mitchell, hace 32 años sobre un elevado del inmortal Ozzie Smith en el Busch Stadium, de San Luis.