Haitianos y extranjeros, secuestros sin fin

 

Continúa la difícil situación de las víctimas del secuestro. 17 extranjeros, 16 estadounidenses y un canadiense, siguen secuestrados después de su secuestro el sábado en Croix-des-Bouquets por la banda 400 Mawozo. 


Las autoridades estadounidenses que enviaron un equipo del FBI para ayudar a liberar a estas personas están observando la situación de cerca. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, interrogado por periodistas en Quito, Ecuador, sobre el tema, calificó el hecho de que las pandillas controlan partes de Puerto Príncipe como insoportable.


El gobierno de Estados Unidos se está enfocando implacablemente en el secuestro de estas 17 personas, incluidos 16 ciudadanos estadounidenses, y está en constante comunicación con la PNH y la iglesia misionera, dijo Antony Blinken en Ecuador durante una reunión con el canciller de este país. 


“Desafortunadamente, esto también es indicativo de un problema mayor y la situación de seguridad es simplemente insostenible”, dijo Antony Blinken, refiriéndose a las pandillas que controlan partes de Puerto Príncipe.  

        

Desde Ohio, EE. UU., Christian Aid Ministries está contando los días y orando por el arrepentimiento de los secuestradores. “Los medios de comunicación han informado al mundo de la situación. Las autoridades civiles de Haití y Estados Unidos están al tanto de lo sucedido y están ofreciendo su ayuda. Seguimos monitoreando la situación ”, dijo Christian Aid Ministries en un comunicado de prensa publicado el lunes a la mitad del día.  


Esta organización pidió oración por la liberación de estas personas secuestradas, 16 estadounidenses y un canadiense (6 hombres, 6 mujeres y 5 niños) y por el arrepentimiento de los integrantes de esta banda, los 400 Mawozo, supo Le Nouvelliste. 


“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de nuestras principales prioridades. Somos conscientes de estos informes y no tenemos nada que agregar por el momento ”, dijo a Le Nouvelliste un portavoz del gobierno de Estados Unidos.    


Otras familias, incluida la del pastor Jean Pierre Ferrer Michel, vieron una tragedia en el drama.       

Luego de 18 días de secuestro y luego de pagar un rescate, este pastor sigue en cautiverio. La esposa e hija del pastor Jean Pierre Ferrer Michel, Vanessa Michel, aparecieron en un video de poco más de un minuto para pedir su liberación ayer martes.


“Vengo a suplicar. Vine a decirles a todos los involucrados que liberaran al pastor. Liberen a mi esposo, entreguen a los hijos su padre, el hermano a su familia ”, dijo la Sra. Michel, apoyada por su hija, con el rostro cerrado y una mirada angustiada.


“Ya lo hemos hecho todo. Hicimos todo lo que teníamos que hacer ", insistió la Sra. Michel, que está soportando el encierro de su marido y los" falsos rumores "de su liberación. 

“El pastor de la iglesia Jesus Center todavía está secuestrado. Hay falsos rumores que apuntan a que ha vuelto a casa. Pero fueron su esposa e hijos quienes lo hubieran sabido antes que todos los demás ”, explicó la esposa del pastor Michel, secuestrado en el patio de su iglesia, Jesus Center, en Delmas 29. 


" Él no está en casa. Ha estado cautivo durante 17 días. Está libre de drogas. Es una persona mayor de unos ochenta años ”, dijo la esposa del pastor Jean Pierre Michel Ferrer.                            

Continuaron los secuestros. En Plaine du Cul-de-Sac, una madre explicó su impotencia cuando los secuestradores secuestraron a su hijo de 9 años, Larson Nelson.        

  

El sábado pasado, día del secuestro de los 16 estadounidenses, el canadiense y otros haitianos cuyo periódico no pudo verificar el número, al sur de Puerto Príncipe, los miembros de otra pandilla, que recorrían las calles, se encontraron cara a cara con una patrulla de la Brigada Antinarcóticos (BLTS). 


Se produjo una persecución e intercambios de disparos con un vehículo en el que se encontraban los presuntos secuestradores, dijo a Nouvelliste la portavoz de la PNH, inspectora Marie Michèle Verrier.


“La patrulla alquiló este vehículo en la avenida Christophe, no lejos de FOKAL. Un policía, Richard Pierre Etienne, fue alcanzado pero la patrulla continuó en su persecución. El vehículo de los matones chocó contra otro vehículo entre la rue Cameau y la rue Monseigneur Guilloux. Varios de estos individuos salieron heridos. Lamentablemente, lamentamos la muerte de un oficial de policía ”, explicó el inspector Verrier.

Roberson alphonse, para Le Nouvelliste