Christian Vázquez decide con jonrón segundo triunfo de Boston

 

Octubre es el mes de las grandes emociones en el béisbol y Christian Vázquez le brindó el domingo uno a los seguidores de los Boston Red Sox con un dramático tablazo ganador.

El puertorriqueño Vázquez disparó un bambinazo de dos carreras con un out en la 13ra entrada para romper el empate a 4-4 y darle una victoria a los Red Sox por 6-4 sobre los Tampa Bay Rays. De esta manera, Boston tomó ventaja de 2-1 en la Serie Divisional en la Liga Americana que está pautado a a un máximo de cinco partidos.

“Es un gran momento para nosotros. Es una gran victoria”, indicó Vázquez luego del encuentro en Fenway Park. “No importa qué entrada sea, tenemos que hacer el trabajo, alguien necesita hacerlo y hacerse cargo del momento, y yo lo hice. Jugamos bien y estamos listos para mañana”.


Los Red Sox tendrán el lunes la oportunidad de avanzar a la Serie de Campeonato en el mismo día que se celebará el maratón de Boston en la ciudad, pero los sucesos de la 13ra entrada seguramente seguirán siendo tema de conversación.

Si bien el poderoso swing de Vázquez puso fin al encuentro, lo cierto es que hubo momentos de confusión en la parte alta de la entrada debido a una jugada que perjudicó a los Rays y les costó la carrera de la ventaja, pero que fue decretada de forma acertada por los árbitros.


Con un out el cubano Yandy Díaz pegó un sencillo, y luego que Randy Arozarena fue retirado con línea al jardín izquierdo para el segundo out, Kevin Kiermaier conectó una línea al jardín central que rebotó frente al pequeño muro del bullpen de los Red Sox. La pelota entonces rebotó y golpeó al jardinero Hunter Renfroe y pasó por encima de la verja.


Díaz anotó sin problemas, pero los árbitros decretaron que fue un doble por regla de terreno después de una revisión por lo que Díaz tuvo que regresar a tercera y Kiermaier permaneció en segunda. Entonces Nick Pivetta ponchó a Mike Zunino para cerrar el episodio.

Sin dudas la suerte no estuvo en esta ocasión del lado de los Rays.

“Esa es solo la regla. Así es como funciona. Fue muy lamentable para nosotros”, reconoció el manager de los Rays, Kevin Cash. “Creo que era bastante obvio que KK o Yandy iban a dar la vuelta para anotar, pero no salió como queríamos”.

El jadinero de los Red Sox, el boricua Kike Hernández, quien continuó encendido durante la postemporada al pegar tres imparables, incluyendo un jonrón, e impulsó dos carreras, reconoció que no sabía qué iba a suceder.

“Me quedé sin palabras… Nunca he visto algo así en mi vida. No estaba seguro de lo que iba a decretarse. No estaba seguro de si los corredores tenían que regresar…”, explicó. “Afortunadamente, fue de nuestro lado, llámalo ventaja local, llámalo como quieras, , pero nosotros ganamos”.

Así entonces quedó el escenario preparado para que Vázquez se vistiera de héroe en la parte baja del mismo acto que desató una locura en el estadio bostoniano.

“Es divertido. Jugamos por estas emociones. Es octubre y cualquier cosa puede pasar en octubre. Es divertido para mí”, señaló el receptor.

White Sox reaccionan y extienden la serie

El dominicano Leury García bateó un jonrón e impulso cuatro carreras y el cubano Yasmani Grandal también la desapareció y remolcó tres rayas para encabezar un despertar ofensivo de los Chicago White Sox que derrotaron por 12-6 a los Houston Astros para lograr su primera victoria en la Serie Divisional.

Luego de perder los primeros dos encuentros en Houston, los White Sox se repusieron de un temprano déficit de 5-1 cuando en la tercera entrada Grandal pegó jonrón de dos carreras y García otro de tres anotaciones para tomar ventaja de 6-5.

Y aunque los Astros empataron en la cuarta con sencillo productor de Alex Bregman, en la parte baja los locales produjeron otras tres carreras para encaminarse al triunfo y evitar la eliminación.

El cuarto partido será el lunes en Chicago y los White Sox tratarán de extender la serie a un decisivo quinto choque en Houston.