Anuncian apertura del Museo Abreu y homenaje al Dr. Ramón Tallaj

En el acto se anunció que para el 17 del próximo mes de noviembre se realizará la apertura del Museo Abreu en Bávaro, Punta Cana, considerado un mega proyecto cultural para el polo turístico del Este de la República Dominicana, que busca promover el arte y posicionarlo entre los turistas que visitan ese paraíso terrenal.

Durante un concurrido acto en el hotel Secrets Royal Beach Punta Cana, el artista visual dominicano Oscar Abreu, realizó un merecido reconocimiento al doctor Ramón Tallaj, destacado médico dominicano, radicado en la ciudad de Nueva York, al develizar un retrato en su honor.

Ante la presencia de 300 especialistas de la salud y del personal de SOMOS que se trasladaron desde Nueva York a Punta Cana de manera especial para un congreso de salud, se dio a conocer que la imagen de la obra en reconocimiento a la labor del doctor Tallaj, se convertirá en la portada del libro: “Lenguaje de la memoria”. Se trata de una rigurosa investigación por parte del historiador de arte dominicano Cándido Gerón sobre la producción visual del artista Oscar Abreu, la cual contará con prólogo de la crítica de arte Lilian Carrasco.

En el acto se anunció que para el 17 del próximo mes de noviembre se realizará la apertura del Museo Abreu en Bávaro, Punta Cana, considerado un mega proyecto cultural para el polo turístico del Este de la República Dominicana, que busca promover el arte y posicionarlo entre los turistas que visitan ese paraíso terrenal.

El artista

Desde el punto de vista artístico, Oscar Abreu ha logrado establecer un sello en sus composiciones, lo que ha influido notablemente en el posicionamiento de su arte, convirtiéndose en uno de los artistas dominicanos más influyentes de los últimos tiempos.

“El museo Abreu es un ambicioso y emprendedor proyecto artístico cultural, conceptualizado y diseñado especialmente para la proyección internacional de lo mejor del arte dominicano", apunta su creador.

En palabras del especialista Cándido Gerón, “lo que más destaca en las pinturas figurativas de Oscar Abreu, son esas miradas inocentes, insobornables e indiferentes (…), en ocasiones a su desentono expresivo. La paradoja se explica por las distintas maneras del artista hacer memoria. Esta versatilidad posee un acceso de melancolía que el artista subraya para indicarnos que la naturaleza del ser se ve acosada por lo desconocido y lo fantástico”.

Lilian Carrasco apunta que le sorprende la capacidad de trabajo del artista Oscar Abreu, su pasión por el arte y la energía que despliega en la proyección de sus ideales, siempre encaminados hacia el bien colectivo y la trascendencia de la cultura vernácula. La puesta en vigencia de su museo, legitima su producción visual, guiando su sentir estético y formal a los niveles más altos, siendo depositario de un pensamiento coherente y de gran trascendencia humanística, a partir de su formación y experiencia.