Presidente: la migración hacia Panamá crece y pasa de 800 a 30.000 personas al mes

 

Durante su intervención en el 76º periodo de sesiones del órgano deliberativo, el presidente de Panamá destacó que en lo que va de año más de 80.000 migrantes han atravesado el país y que la cifra ha ido aumentando espectacularmente durante el transcurso de los meses

“Esta cifra lleva un crecimiento exponencial. Para entender lo dramático de la situación, Panamá pasó de recibir 800 migrantes en enero de este año, a 30.000 el mes pasado”, indicó Laurentino Cortizo Cohen.

El mandatario panameño indicó que la mayor parte de estas personas proceden del Caribe y África y que, tras recorrer varias naciones, llegan a su país “en condiciones difíciles” donde se les provee albergue temporal, asistencia médica y alimentación.

“Apelamos a la comunidad internacional para hacer, lo más pronto posible, un esfuerzo conjunto, con estrategias coordinadas y recursos para anticipar una crisis humanitaria regional de graves proporciones. Esto es una responsabilidad de todos”.

COVID-19: Panamá está cerca de alcanzar la inmunidad de grupo

Al referirse a la pandemia del coronavirus, Cortizo Cohen destacó que Panamá pudo acordar el suministro de suficientes vacunas para toda su población y que gracias a esta medida está solo “a unas semanas” de alcanzar la inmunidad colectiva.

“Sin embargo, la meta no puede ser que algunos países lleguemos a la inmunidad de rebaño, cuando el objetivo debe ser que alcancemos una inmunidad global”, razonó.

Explicó que desde el inicio de la pandemia el Gobierno priorizó la entrega de alimentos e insumos básicos a las personas que se quedaron sin fuentes de ingreso, especialmente en los segmentos más vulnerables de la población.

“Para ello articulamos un plan con dos iniciativas: una de ellas transfiere fondos a los más afectados a través de vales digitales, y la otra distribuye bolsas de alimentos e insumos a quienes habitan en regiones alejadas de difícil acceso”, dijo.

Panamá es uno de los tres países “carbono negativos” de todo el planeta

En clave medioambiental, Cortizo Cohen señaló que el cambio climático es la amenaza más grande a la que se enfrenta el planeta tras el coronavirus y manifestó que la incredulidad que aún provoca en algunos líderes debe desaparecer.

“¿Qué más necesitan los dirigentes del mundo para entender esta dramática realidad?”, se lamentó y posteriormente se mostró orgulloso de que su país sea uno de los tres países del mundo clasificado como “carbono negativo”, o sea que absorben más gases de efecto invernadero de los que emiten.

“En Panamá, el país con la mejor conectividad marítima y aérea de América Latina y el Caribe, en este país de tránsito con vocación logística, hemos entendido que lo que es bueno para el planeta es bueno para la economía”, destacó.

Finamente resaltó que el país cumplió con nueve años de anticipación la Iniciativa 30X30, que busca proteger el 30% de los océanos para el año 2030.