Penélope Cruz, en la alfombra del Festival de San Sebastián

 

A su llegada a Donostia para asistir al Festival de San Sebastián, Penélope Cruz hizo que nos quedáramos sorprendidos por aparecer con un nuevo look. Su corte de melena y esas mechas más oscuras fueron las predominantes en el día de ayer, pero ¡atención! porque por la noche, cuando la actriz posó en el photocall con otro estilismo perfecto, consiguió de nuevo ser el centro de atención.

Llegaba a Donostia con un look total Chanel: chaqueta, tacones, pendientes, brazaletes, cinturón, gafas de sol... Muy fiel a su firma de cabecera, Penélope hizo su aparición derrochando elegancia y demostrando a todos que una de sus mayores preocupaciones es aparecer ante las cámaras siempre de punta en blanco.

Por la noche, la actriz internacional sorprendía porque dejaba a un lado sus vestidos de corte de princesa y apostando por un diseño corto de tirantes y escote en 'v' cargado de pedrería y adornado con flecos. Un estilismo que nos ha recordado a los años 20 y con el que posaba ante las cámaras con una sonrisa de oreja a oreja.

En el calzado, Penélope lucía unas sandalias plateadas con pulsera al tobillo y complementaba su look con un bolso de mano a juego con su estilismo. Un vestido que estilizaba su espectacular figura y que le hacía sentirse más poderosa que nunca en esa alfombra roja que anoche se convirtió en el desfile de los rostros más importantes del mundo de la interpretación. 

Fuente: cronicabalear