Haití: el gobierno de Ariel Henry destituye al CEP Mésadieu

 

El Primer Ministro anunció en su cuenta de Twitter la destitución del Consejo Electoral Provisional (CEP) encabezado por Guylande Mésadieu. “El gobierno de la República, mediante decreto del lunes 27 de septiembre, liberó a los miembros del CEP de sus vínculos con la administración pública. 


Así, se decidió informar el decreto del 18 de septiembre de 2020 que los nombra y fija el mandato de la institución electoral ”, leemos en un tuit del gobierno, el lunes 27 de septiembre de 2021, un año después de la constitución de este impugnado CEP. , encargado por el fallecido presidente Jovenel Moïse de la controvertida misión de llevar a cabo el referéndum para una nueva constitución.


El decreto que deroga este CEP se refería, entre otras disposiciones, al artículo 14 del acuerdo de gobernanza política pacífica suscrito por el Primer Ministro Ariel Henry con los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil para el establecimiento de un nuevo Consejo de acuerdo con el espíritu de Articulo 289.


En el apartado V del convenio en cuestión, el artículo 14 establece que aproximadamente una semana después de la instalación del nuevo gabinete ministerial, se crea, de acuerdo con el espíritu del artículo 289 de la Constitución, un órgano electoral con representantes de los siguientes sectores : la Conferencia Episcopal de Haití (CEH) y la Iglesia Episcopal, cultos reformados, el sector vudú, asociaciones de prensa (ANMH y AMI), organizaciones de derechos humanos, la Conferencia de Rectores Universitarios; organizaciones de agricultores, la diáspora. 


En caso de retirada o incapacidad de alguno de los sectores mencionados, el gobierno prevé su fracaso, leemos en este artículo que encomienda la tarea de organizar las elecciones con total transparencia al CEP. El gobierno destituyó a este CEP antes del establecimiento del nuevo gabinete ministerial planeado. Antes del anuncio de la destitución del CEP Mésadieu, el primer ministro Ariel Henry visitó la Oficina de Identificación Nacional (ONI) más temprano ese día.


“El Primer Ministro, Dr. Ariel Henry, estaba visitando el centro neurálgico de la ONI. Quería indagar sobre el funcionamiento de la institución y sus capacidades productivas, de acuerdo con su misión y sus atribuciones de registro e identificación nacional de ciudadanos, con miras a la organización de las próximas elecciones honestas y democráticas ”, según un tuit. del Primer Ministro. El acuerdo de gobernanza pacífica también había fijado objetivos con respecto a la ONI.


Según el artículo 19, “el gobierno crea una comisión de expertos encargada de realizar, en transparencia, una auditoría del sistema de registro ciudadano con el fin de verificar la confiabilidad del proceso de fabricación y emisión de cédulas nacionales de identificación. Esta comisión deberá presentar al Primer Ministro un informe exhaustivo con recomendaciones razonadas sobre la mejor estrategia a adoptar para dar credibilidad al proceso de identificación de los ciudadanos ”.


“En base a estas recomendaciones, se otorgará tiempo suficiente para permitir que un máximo de ciudadanos en edad de votar sean identificados por la ONI y aparezcan en el padrón electoral”, leemos en este convenio que tiene disposiciones generales y disposiciones finales ”. Según este acuerdo político, la Biblia jura por Ariel Henry y algunos de sus aliados, ex opositores de Jovenel Moïse. 


El gobierno trabaja ardientemente con todos los actores involucrados para restaurar la paz en los hogares y la armonía dentro de las familias haitianas. Es por eso que necesitamos tener buenas elecciones en el país lo antes posible. Esta es una de nuestras principales prioridades ”, tuiteó el primer ministro Ariel Henry el lunes 27 de septiembre, quien está avanzando con su agenda y objetivos políticos en un momento en que la pacificación,


A pie en Texas y en barco, los haitianos llegan a tierras donde la esperanza de vida no es renovable las 24 horas, donde las condiciones materiales de existencia son menos precarias que en Haití. Le Nouvelliste