Rocker, 2 más de las 10 rondas principales no firman

 



Por primera vez en tres años, una selección de primera ronda no logró llegar a un acuerdo con el equipo que lo seleccionó. La fecha límite para firmar el Draft pasó a las 5 pm ET del domingo sin que la selección general número 10, Kumar Rocker, llegara a un acuerdo con los Mets.

El prospecto mejor calificado de MLB Pipeline al comenzar la temporada, Rocker encabezó la División I de la NCAA con 14 victorias y empató a su compañero de equipo de Vanderbilt, Jack Leiter, en el liderato de ponches con 179. Inicialmente llegó a un acuerdo de $ 6 millones con los Mets, pendiente de un examen físico. Pero ese examen generó preocupaciones sobre su hombro y codo, y el estancamiento resultante no pudo resolverse.

Según los informes, Rocker dejará pasar sus dos años restantes de elegibilidad universitaria, se convertirá en profesional y volverá a ingresar al Draft 2022. Como compensación por no contratarlo, los Mets obtienen la selección general No. 11 el próximo año. Pero en sus esfuerzos por conseguir a Rocker, crearon ahorros de $ 878,500 al contratar a otros jugadores con tratos por debajo de las ranuras y lo desperdiciaron al no tener un plan de respaldo en caso de que no lo contrataran.

Rocker se convirtió en el primer jugador de primera ronda en no firmar desde 2018, cuando tres estudiantes de secundaria no llegaron a un acuerdo: Carter Stewart (Bravos, No. 8), Matt McLain (Diamondbacks, No. 25) y JT Ginn (Dodgers, No. 30). McLain volvió a la primera ronda en junio y firmó con los Rojos por $ 4,540,790 como la 17ª selección general.

De los otros cuatro jugadores sin firmar en las 10 primeras rondas de cara al domingo, solo el segundo de los Rangers, Aaron Zavala, y el de los Giants, Eric Silva, de cuarta, firmaron contratos profesionales. Zavala, uno de los mejores bateadores puros de la clase universitaria, ganó los honores de jugador del año de la Conferencia Pacific-12 después de batear .392 / .525 / .628 para Oregon, pero surgieron preocupaciones médicas por su examen físico posterior al Draft. El jardinero firmó por $ 830.000.


Silva, un diestro de JSerra Catholic High (San Juan Capistrano, California), firmó por $ 1,497,500, el bono más grande después de la tercera ronda del Draft de este año. El recluta de UCLA corre su bola rápida a 97 mph, destella un control deslizante agudo e impresiona con su sentido del pitcheo.

El jardinero de Florida Jud Fabian (Medias Rojas, segunda ronda) y el campocorto de Calvary Christian Academy (Fort Lauderdale, Florida) Alex Ulloa (Astros, cuarto) no se convirtieron en profesionales. Boston recibirá una opción de segunda ronda (No. 41) en el Draft de 2022, mientras que las selecciones sin firmar después de la tercera ronda no obtienen compensación.

Fabián ofreció algunos de los mejores en el Draft y, según se informa, habría obtenido $ 3 millones de los Orioles si hubiera durado hasta su elección en el puesto 41, pero los Medias Rojas lo eligieron en el puesto 40. Después de firmar sus otras selecciones, no pudieron No le han pagado a Fabián más de $ 1,975,680 sin perder su primera ronda de 2022 como penalización por exceder su fondo de bonificación en más del 5 por ciento.