Oniel Santana alza el vuelo y se deja sentir como joven violinista




Tema. Dice que “Por una cabeza”, tango del argentino Carlos Gardel, no falta en conciertos. Disfruta. Asegura que es feliz cuando ve a sus alumnos ejecutando el instrumento.
Disfruta enseñar a niños y adultos y se preocupa que crezcan como músicos y personas .

El nombre del joven músico Oniel Santana se deja sentir en los escenarios artísticos y sociales de la ciudad de Santiago, donde su talento como violinista es muy demandado.

El artista ha ido forjando su carrera desde niño, cuando se dejó seducir por la música que escuchaba su padre, en su natal Arenozo de San Francisco de Macorís. “De ahí nació mi amor por lo clásico”, dice muy inspirado.

Aunque se decidió por el instrumento, solo lo podía ver de lejos o tocar el de su maestro particular, porque su familia no contaba con los recursos para adquirir un violín, y es por ello que se inicia primero con la flauta para pasar al que le llenaba de pasión.

El violín
Recuerda que un día le pidió un violín a su abuela residente en los Estados Unidos y esta se le contó a una hija a través de una llamada en alta voz, la que fue escuchada por una visita. “Esa persona dijo que tenía uno y al mes ya estaba en mis manos, fue algo milagroso”, recuerda.

Oniel Santana tiene 14 años ligado a la música, pero como instrumentista lleva una década tocando un instrumento que cada día le apasiona más.

El destacado músico se define como un gran admirador del maestro Frank Hernández, formador de grandes violinistas del país y a quien le debe todo lo que sabe. También a su amigo Jerson.


Las canciones

A pesar de su juventud cronológica y artística sumado a un repertorio que supera 300 canciones, el músico ha tocado para innumerables actividades sociales, incluyendo dos amenizaciones en actividades para el actual presidente de la República, licenciado Luis Abinader Corona.

Además ha grabado con artistas consagrados de otros géneros populares como es el caso de Luis Segura, Raulín Rodríguez y Félix D’Oleo, entre otros, quienes lo califican de talentoso.

Confiesa que cuando toca el violín siente un estado de alegría que no se sabe describir, al tiempo de expresar que ejecuta otros instrumentos como la flauta, la guitarra y un poco de piano. El músico sueña con actuar en los principales escenarios nacionales e internacionales.

Su pieza favorita
“Por una cabeza”, el popular tango del argentino Carlos Gardel, la misma que fue banda sonora al film “Perfume de Mujer”, es la pieza que no falta en sus actuaciones.

“Eso me da tanta satisfacción cuando veo a mis alumnos que ya son músicos y he tratado de simplificar la forma de enseñar desde la primera clase”.

Violinista

— Maestro

Oniel disfruta enseñarle a niños y adultos a tocar el violin se preocupa que crezcan como músico y como persona. De la cantidad de alumnos que reciben clases particulares. “He tratado de simplificar la forma de enseñar”.a