Los talibanes ocupan el palacio presidencial y EEUU culmina el traslado de su embajada

 




Las fuerzas británicas llegan a la capital afgana de Kabul para ayudar a evacuar a sus conciudadanos. Foto enviada el 15 de agosto de 2021.

Una imagen que confirma la caída del Gobierno de Afganistán. Los talibanes vuelven a tomar el palacio presidencial de Kabul y todo el país, 20 años después de haber sido expulsados por Estados Unidos.

Esta vez, los insurgentes aseguran que su gobierno estará abierto al diálogo y que responde a los deseos del pueblo afgano.

"Creemos en un gobierno inclusivo afgano, esta es la demanda, la voluntad y el deseo del pueblo de Afganistán. Quieren este gobierno, así que es un levantamiento popular", declaró en una entrevista Suhail Shaheen, portavoz de la milicia.

Pero la promesa de una transición de poder pacífica dista mucho de los hechos que han sido registrados en el terreno. Medios internacionales confirman decenas de vejaciones contra hombres y -especialmente- mujeres afganas por parte de los talibanes en las últimas horas.

El ahora expresidente, Ashraf Ghani, ha asegurado a través de un comunicado que ha abandonado el país para evitar un derramamiento de sangre.

La toma de los talibanes ha obligado a Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y muchos otros países a evacuar al personal de sus embajadas en Kabul. Varios han enviado tropas para asistir la salida de sus nacionales, cuerpo diplomático y colaboradores afganos.


EEUU culmina el traslado al aeropuerto de Kabul del personal de su embajada

Estados Unidos aumentó su presencia militar con el envío de 1.000 soldados adicionales. Ahora son 6.000 soldados estadounidenses que protegen el canal de seguridad hacia el Aeropuerto Internacional de Kabul, donde a última hora del domingo reinó el caos. Miles de personas se agolparon en las pistas esperando sin éxito salir del país.

"Las fuerzas estadounidenses han asumido ya las responsabilidades del control de tráfico aéreo en el aeropuerto, con la ayuda de aliados afganos", dijo a Efe el portavoz del Pentágono, John Kirby. Añadió que el tráfico de aviones comerciales desde ese aeropuerto "continúa, aunque ha experimentado algunas interrupciones y retrasos esporádicos".

A última hora del domingo en Washington, y cuando ya se acercaban las 6:00 de la mañana del lunes en Kabul, el Departamento de Estado confirmó que había "completado" el proceso para transportar al aeropuerto a los aproximadamente 4.000 empleados de su embajada en la capital afgana.

"Todo el personal de la embajada está ahora ubicado en las instalaciones del aeropuerto internacional Hamid Karzai, cuyo perímetro está protegido por los militares estadounidenses", dijo en una breve nota el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

La bandera estadounidense fue retirada del complejo de la embajada estadounidense y trasladada junto al personal a un "lugar seguro", y el encargado de negocios en el país, Ross Wilson, también se encuentra en el aeropuerto, explicó a Efe otra fuente del Departamento de Estado.

El país norteamericano planea evacuar de Afganistán a la mayoría del personal de su embajada en Kabul, y dejará en el país apenas a una "presencia diplomática mínima" compuesta por Wilson y otros pocos asesores, según el Departamento de Estado.

Este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU entrará en sesión de emergencia para discutir la situación de Afganistán.