Haití: la ONU elogia la capacidad de resistencia de los haitianos tras el terremoto

 

UNICEF/Georges Harry Rouzier
Un joven frente a un edificio destruido por el terremoto del 14 de agosto y ahora inundado por las aguas de la tormenta tropical Grace.

Destaca el gran trabajo en las tareas de socorro

Amina Mohammed, voló ayer por la tarde a Haití para expresar el incondicional apoyo de las Naciones Unidas al pueblo haitiano tras el terremoto que devastó el país hace seis días.

Tras el terremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió la península del sur de Haití el 14 de agosto sigue aumentado el número de personas afectadas. Hasta el momento se han registrado más de 2100 muertos y 10.000 heridos.

Al terremoto le siguió la tormenta tropical Grace, que provocó inundaciones en las zonas afectadas por el terremoto. Las autoridades estiman que unas 600.000 personas necesitan ayuda humanitaria.

Durante su misión, Mohammed se reunió con las comunidades afectadas en la ciudad de Les Cayes, seriamente dañada por el terremoto.

"He presenciado una vez más la increíble resistencia del pueblo haitiano, que tanto ha sufrido, y que ahora se ha movilizado para apoyar a sus vecinos y comunidades tras el terremoto", destacó.

La vicesecretaria general añadió que "nos encontramos aquí en solidaridad con Haití y estamos asombrados por el increíble trabajo que están haciendo las autoridades nacionales y las agencias de la ONU para ayudar en estos tiempos difíciles".

Elogios a la solidaridad y la esperanza del pueblo haitiano ante semejante tragedia

Mohammed se reunió con el Primer Ministro Ariel Henry el jueves por la noche y le reiteró el apoyo de la Organización a un Gobierno que se enfrenta a múltiples dificultades.

Junto a Achim Steiner, Administrador del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo que le acompaño en el viaje, también se reunieron con el equipo de la ONU en el país, así como con miembros de la sociedad civil.

Visitaron el Departamento del Sur, especialmente afectado por el terremoto, se reunieron con personas afectadas en Les Cayes y visitaron el Hospital de la Inmaculada Concepción. 

“Lo que he observado en esta visita es devastador: tanta destrucción y sufrimiento. Y, sin embargo, al mismo tiempo he visto la solidaridad y la esperanza del pueblo haitiano ante semejante tragedia”, resaltó.

Añadió estar “conmovido” por “la movilización de los haitianos para apoyar a sus vecinos y a su comunidad, así como el compromiso de los socorristas y voluntarios de Protección Civil del país inmediatamente después del terremoto Haití necesita nuestro apoyo en este momento crítico”.