Descoordinación con el certificado de viaje covid

 




Screen of a mobile phone bearing a QR code as part of a EU Digital Covid certificate

Ya han pasado más de tres semanas desde que entró en vigor el certificado de viaje de la Unión Europea. Aunque los viajeros ya lo están utilizando, esto no implica una normalidad prepandémica ni para la movilidad ni para el turismo. Hemos estado en el aeropuerto de Bruselas, en Bélgica, donde muchos turistas aún tienen dudas.

"Lo hemos hecho todo usando el ordenador. Por ahora todo está bien. Es un poco complicado respetar las reglas pero debería estar todo bien", explica un viajero antes de coger su avión. Otra turista asegura que han tenido "problemas con las compañías aéreas porque los vuelos se cancelaban constantemente y día tras día hemos tenido que ajustar nuestras vacaciones. Esto es lo que se nos ha hecho dificil".

Existe un certificado de viaje unificado, pero los Estados miembros siguen imponiendo diferentes reglas para los viajeros. Por ejemplo, Alemania ha restablecido la cuarentena para algunos países. 

El experimento griego de islas sin covid no está logrando los resultados deseados y muchos países continúan solicitando completar documentos de entrada. 

Todo esto agrava la incertidumbre a las aerolíneas.“Donde tenemos problemas realmente tremendos es en la verificación de estos certificados. Cada estado es responsable de crear ciertos protocolos para la manera en la que se verifican estos certificados. Y puedo decirles que a partir de una encuesta rápida realizada, de estos 30 países hay 15 formas diferentes de verificar estos certificados”, lamenta el director de AIRE, Michael Harrington.


Algunos eurodiputados también denuncian la falta de coordinación. Según Pablo Arias, del PPE, algunos de los errores que se han cometido podrían haber tenido graves consecuencias “Esa falta de coordinación ha sido uno de los grandes problemas que ha tenido la Unión Europea a la hora de abordar o intentar minimizar el impacto de la pandemia sobre la economía. 

Si hubiésemos tenido más coordinación desde el principio probablemente hubiésemos logrado minimizar este impacto de una manera más solvente para la propia industria y para la economía europea. Creo que se ha actuado tarde, de manera desordenada pero es importante saber que si que se ha actuado y saber que la Comisión ha hecho lo necesario y el parlamento también y los estados tienen que aprender que la colaboración es fundamental”, detalla el eurodiputado.

Con la llegada de la variante delta y el aumento de casos en algunos territorios, varios países están cambiando una vez más su enfoque para contener el virus. El resultado esta provocando una inmensa confusión y exasperación de los ciudadanos y el sector turístico. Crecen las cancelaciones mientras miles de puestos de trabajo siguen en riesgo.