Centro Indotel, espacio Cultura Digital lanzará audiovisual sobre los 69 años de la televisión dominicana

 



La actividad se enmarca en los esfuerzos del regulador para dar el salto histórico que Simboliza transferir de análoga a Televisión Digital Terrestre (TDT) en RD



SANTO DOMINGO.-Un audiovisual que narra los 69 años de la historia de la Televisión Dominicana, sus altas y bajas, sus avatares políticos, técnicos y económicos, elaborado por el Centro Indotel como parte de su eje de producción de contenido digitales para rescatar y mantener viva la historia de las telecomunicaciones en el país, será divulgado en las próximas horas por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) y el propio Centro Indotel.

La actividad se realiza en el marco del proceso de discusiones y análisis sobre la transferencia del formato analógico a la televisión digital que realiza el regulador con representantes de esta industria del entretenimiento, a través profundos debates técnicos, económicos, así como gestiones para asignación de nuevas frecuencias para la óptima operación.

El presidente del Indotel, Nelson Arroyo, y la directora ejecutiva Julissa Cruz, han considerado la transformación a televisión digital uno de los más importantes hitos en materia de telecomunicaciones que realiza el gobierno del presidente Luis Abinader, quien está personalmente comprometido con el impulso de este sector de la economía del país.

Historia

Según datos históricos, la televisión dominicana tiene su génesis como una potente emisora llamada La Voz del Yuna que originó sus transmisiones en Bonao, la cual fue fundada en 1942 por José Arismendi Trujillo (Petán) hermano del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

La emisora fue trasladada luego en 1946 a la entonces Ciudad Trujillo (hoy a Santo Domingo) donde recibe el nombre de La Voz Dominicana. “Años después La Voz Dominicana se transformó en canal de televisión. República Dominicana se convirtió así en uno de los primeros países de América Latina en poseer un sistema de televisión denominado Radio Televisor La Voz Dominicana, canal 4, inaugurado en el primero de agosto de 1952.


Posteriormente, pasó a llamarse Radio Televisión Dominicana (RTVD) y ahora se llama Corporación Estatal de Radio y Televisión (CERTV).

Las ambiciones de poder y los caprichos de Trujillo convirtieron al país en el tercero de América Latina, después de Cuba y México, en poseer un sistema de televisión.

En la década de 1960 el canal cambió de nombre en dos ocasiones. En la primera fue llamado La Voz de Santo Domingo Televisor y durante el gobierno provisional de Héctor García Godoy, cuando el canal fue restaurado, pasó a llamarse Radio Televisión Dominicana.

“Para el montaje del canal 4 se contrataron los servicios de Radio Corporation of América, mejor conocida como RCA Corporation. Cuatro años más tarde se instalaron dos relevos de la estación principal, uno en La Cumbre (canal 9) y otro en El cerro de La Vega (canal 2), con los cuales su cobertura se amplió en un 60 por ciento”, reseñan los datos históricos contenidos en el audiovisual.

Se señala en el mismo que “la apertura de la televisión en República Dominicana ocurría cuando este sistema aún estaba en pañales en el mundo industrializado. Los inicios de la televisión se remontan al año de 1884, cuando el alemán Paul Nipkow patentizó el disco Nipkow que permitía la proyección mecánica de pequeñas imágenes”.

Explican que “después de la muerte de Trujillo, La Voz Dominicana pasó a ser propiedad del Estado.

El canal produjo una cierta apertura cónsona con la nueva situación vivida en el país tras el ajusticiamiento. Surgieron entonces los primeros programas de entrevistas y con ellos las más variadas opiniones sobre la convulsionada situación en aquellos días.

La narrativa

“Programas en vivo, películas, noticiarios shows, informes sobre el estado del tiempo, comedias y el primer noticiario filmado y transmitido por televisión, producido por Max Pou y Freddy Millar, iniciaron la programación del nuevo sistema de comunicación que transmite simultáneamente la voz y la imagen.

El Noticiero La Voz Dominicana se convirtió en el primer telediario del país. Surgió junto al nuevo canal y consistía en una película con imágenes y voces que iban narrando los hechos. Las películas seguían siendo mudas. El Telediario contó con los servicios informativos de Tele News, un servicio internacional de noticias filmadas. Gracias a esos reportajes fílmicos, los dominicanos pudieron seguir el desarrollo de la guerra de Corea.

En sus inicios el canal carecía de espacios arrendados, tampoco tenía programas de entrevistas y panel, aunque periódicamente algunos funcionarios del régimen usaban el medio para exaltar y loar las obras del tirano y para transmitir los actos gubernamentales. Los anuncios comerciales eran muy escasos y los que se pasaban eran del emporio trujillista.

Debido a que el local de la radio televisora reunía a los más destacados artistas nacionales e internacionales, se le llamó El Faro del Arte en Santo Domingo. Generalmente, las presentaciones artísticas no tenían una producción trabajada, sino improvisada, aunque la calidad de los artistas, considerada excelente para su época, la hacía perder pocos elementos. En los años finales de la dictadura surgió una nueva planta de televisión, propiedad de Pedro Bonilla: fue RAHINTEL, fundada el 28 de febrero de 1959. Su nombre se deriva de la combinación de palabras `provenientes de la Compañía Radio HIN-TV.

Un hecho que incidió en el desarrollo de la televisión dominicana fue la transmisión, vía satélite, de las imágenes del hombre que llegó a la luna en 1969. La transmisión la hizo Rahintel, que era el único canal privado del país. El éxito de RAHINTEL motivó a otros empresarios dominicanos a incursionar el área, surgiendo nuevos canales de televisión, como Color Visión, canal 9, que se inició en Santiago en 1969, por dificultades económicas fue trasladado a la capital en 1973. Ese canal inauguró la transmisión a color en el país.

En la década de 1970 se instalaron otras tres nuevas plantas de televisión: Tele-Inde (canal 13), Telesistema (canal 11) y Teleantillas (canal 2). Teleantillas tiene el mérito de haber iniciado una nueva etapa, al revolucionar el uso de la tecnología en la televisión. En la década de 1980 surgieron el Canal 7 Cibao, filial de RAHINTEL en Santiago y el canal 6; Circuito Independencia. Con frecuencia, las empresas de televisión cambian de dueños y de nombres. Así, por ejemplo, RAHINTEL arrendó su derecho de transmisión a otro grupo privado y ahora opera con el nombre de Antena Latina, canal 7. Tele-Inde ha pasado por varios propietarios y ahora opera con el nombre de ,Telecentro, al igual que Circuito Independencia, que se llama Telemicro y se transmite por el canal 5.

Las plantas de televisión están concentradas en Santo Domingo y casi todas tienen alcance nacional mediante antenas de relevo o repetidoras. El canal oficial posee el mayor número de repetidoras, lo que permite llegar más allá de la frontera. Los demás canales privados compiten en alcance con el canal estatal que antes se llamaba Radio Televisión Dominicana (RTVD) y ahora Corporación Estatal de Radio y televisión (CERTV), canal 4.

En los últimos años se ha incrementado el uso de la frecuencia ultra alta (UHF) en la televisión dominicana. Esa frecuencia se utiliza para propagar las señales en una frecuencia más alta que la convencional. VHF. En la frecuencia UHF las señales requieren de mayor potencia para su propagación y los canales van del 14 al 83.

En los medios electrónicos están agotadas las posibilidades de nuevas frecuencias y canales.

Existen más de 300 emisoras de radio que mantienen saturado el dial de los aparatos radio receptores, al igual que la banda VHF, donde operan los canales convencionales, del 2 al 13.

Debido a las constantes interferencias que se hacían entre si los canales convencionales, la antigua Dirección General de Telecomunicaciones dispuso, luego de un amplio debate al respecto, la unificación de los canales televisivos en la banda VHF, medida que mejoró sustancialmente la calidad de la imagen de la televisión nacional.

En cuanto a la programación de los canales UHF, se observan programas no trabajados y en cambio se proyectan muchos videos musicales y películas de procedencia extranjera. Debido a que los modernos aparatos de televisión están habilitados para captar señales en ambas frecuencias, los canales de televisión que transmiten en UHF atraen más a la teleaudiencia”.

La actualidad

Nuevos avances se perciben en el futuro de la televisión dominicana. La televisión análoga, que aún predomina dará paso a la televisión digital o numérica, lo que permitirá un mayor número de canales y mejor calidad de imagen y sonido, como ocurre en la televisión por cable y el sistema de televisión vía satélite.

En tal sentido, el Indotel realiza mesas técnicas con participación de representantes del sector en las que se discuten los avances de los trabajos de la Televisión Digital Terrestre (TDT). En dichos trabajos se ha ratificado la implementación en República Dominicana del estándar ATSC de la televisión digital de Estados Unidos.

También se acordó empaquetar de “a dos en uno, en vez de cuatro canales en uno” la televisión digital terrestre que el gobierno implementará en los próximos meses en el país.