Adolescente de 13 años desaparecida en Los Girasoles fue raptada por tres hombres

 



Con llantos, voz preocupada y consternada, la madre de la adolescente que estaba desaparecida desde el pasado miércoles a las 7 de la mañana, contó a este medio cómo dieron con el paradero de su hija, qué le hicieron y en qué estado encontraron.

La madre de la niña, Ely Cabrera Polanco, vio la luz al final del túnel la mañana de este viernes cuando pudo dar, por fin, con el paradero de su hija, quien según asegura, fue raptada el miércoles por 3 hombres cuando la niña salió con dirección a ver a la abuela.

Según explicó en una llamada al elCaribe, la adolescente antes de llegar a su destino, hizo una parada en el cementerio Cristo Redentor, ubicado en las inmediaciones de Los Girasoles.

“Ella iba para donde su abuela era y entró al cementerio donde estaba su tío, a quien ella quiere como si fuera su padre y cuando ella iba saliendo de ahí, tres hombres la pararon y querían quitarle los tenis que tenía puesto y ella dijo que no, entonces uno la agarró y le quitó los bultos, una mochila y ella se mandó (salió corriendo) y se calló y ahí ellos la agarraron”, relató asustada la madre.

Agregó que según lo que le contó la niña, ellos la amenazaron con tirarla de un puente para que no gritara y para que no dijera nada mientras la trasladaban.

“La llevaban todos los lados de la tumba y hasta que la llevaron para un puente y le dijeron ahí es que te vamos a tirar si gritas y hablas, la tenían y la usaron y la drogaron, ella tiene marcas y me enseñó donde la puyaron con una aguja, con una jeringuilla”, agregó a la historia.


Adolescente de 13 años desaparecida en Los Girasoles fue secuestrada por tres hombres./ Imagen ilustrativa


¿Cómo dio con su paradero?

A pesar de que estaba contando la historia con dificultades, por el hecho de que aún estaba bajo la impresión de haber encontrado a su niña y escuchado la historia de lo que le habían hecho, Ely expresó que dio con el paradero de la niña, gracias a la difusión de los medios y las redes sociales, que llevaron la información hasta una señora que vio el lugar donde los supuestos delincuentes la llevaron.

Dijo que un señor que vive en Los Alcarrizos, vio la información en las redes y llamó a un amigo del papá de la niña y le ofreció ayuda para encontrarla. Ese señor, le pasó la foto a una señora, residente en las inmediaciones del sector Cayacón, quien aseguró haberla visto.

Explicó que cuando la señora le dijo que había visto a la niña, él le dio el número del papá, quien no vive en el país, para que procedieran a buscarla. El padre de la niña, le dio ambos números para que la madre se contactara, tanto con el señor, como con la señora que aseguró haber visto a la niña y se ofreció a retener a los hombres en la mañana, en caso de que intentaran huir de la casa.

“Antes de que ellos se desaparezcan en la mañana, ven que yo los voy a retener”, le dijo la señora al padre de la adolescente en una llamada. El padre luego contactó a la madre para decirle que se “controlara porque ya el dio con la niña”.

Llamó el día antes de aparecer

La madre dijo que la niña la llamó alrededor de las 11:20 de la noche, luego de haber tomado a escondidas un teléfono, luego uno de los desconocidos le ordenó que dijera que ella estaba bien y la amenazó con matarla de decir lo contrario.

“Cuando yo recibí la llamada ayer, fue porque ella le quitó el teléfono y se lo arrebató y ella ahí llamó y él le dijo que dijera ´di que tu estas bien´ y ahí fue cuando ella me dijo, ´yo estoy bien, vete para la casa´… nosotros nunca nos paramos de buscarla, porque el destacamento nos decía que tenían que pasar las 48 horas para buscarla”.

Luego de hablar con la niña, la madre llamó a los familiares para salir a juntarse en la puerta del cementerio, al otro día en horas tempranas de la mañana, con el hombre y la mujer, que los iban a llevar donde estaba la niña.