Presidente Biden respaldó a las “naciones cautivas” del mundo que luchan contra “gobiernos opresivos”

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, publicó este viernes una declaración de respaldo a lo que describe como “naciones cautivas” del mundo, cuyos habitantes “están sujetos a abusos rutinarios del poder por gobiernos opresivos”, entre las que menciona a China, Cuba, Bielorrusia, Birmania, Rusia o Venezuela.

“Ninguna nación o persona conciente puede ignorar las voces de quienes claman por la libertad, como los bielorrusos que piden en paz sus elecciones democráticas, o el valiente pueblo de Hong Kong que exige la autonomía y libertades prometidas por Pekín”, declaró el presidente de Estados Unidos.

Biden también tiene se refirió a los “millones de uigures y otras minorías étnicas injustamente encerradas y sujetas a vigilancia y trabajos forzados” por las autoridades chinas, así como la “determinación de quienes rechazan al régimen militar en Birmania, quienes resisten la dictadura de Venezuela o salen a las calles de Cuba para pedir libertad ante la brutal represión estatal”, además de “minorías étnicas que sufren la represión por oponerse a la ilegal ocupación rusa de Crimea”.

“Esta clase de abusos no son nuevos pero siguen suponiendo una amenaza tan grave como lo ha sido siempre”, indicó el presidente. Así pues, “durante la llamada Semana de las Naciones Cautivas”, que comenzará este domingo, 18 de julio, hasta el 24 de este mismo mes, el presidente de Estados Unidos “reitera su compromiso a la hora de avanzar en la proclamación de la justicia para todos”.

“Como la democracia más antigua del mundo, tenemos la responsabilidad especial de liderar en nuestro país y en el extranjero, no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo, para demostrarnos a nosotros mismos y al mundo que la democracia puede dar resultados. Todos”, agregó.

Además, Biden se solidarizó con los activistas de Derechos Humanos y los defensores de la democracia en el mundo, y reconoció que diariamente arriesgan sus vidas por los derechos de los demás.